PSA da entrada en su capital al constructor chino Dongfeng

El fabricante de automóvil amplía capital en 3.000 millones tras perder 2.300 millones en 2013

Concesionario de Peugeot en la sede del grupo en París.
Concesionario de Peugeot en la sede del grupo en París. Bloomberg

Dos años consecutivos de malos resultados han forzado a la familia Peugeot a renunciar a su histórico control sobre el grupo PSA Peugeot Citröen. En la presentación de sus resultados este miércoles, el constructor ha oficializado la entrada a partes iguales del constructor chino Dongfeng y del Estado francés. Al término de una ampliación de capital en varias etapas de unos 3.000 millones de euros, de los cuales los dos nuevos socios participarán a altura de 800 millones cada uno, estos sumarán respectivamente el 14% de las acciones, el mismo nivel que la familia fundadora de la empresa dos veces centenaria. El grupo ha registrado en el ejercicio 2013 una pérdida neta de 2.300 millones de euros y cuenta con la entrada de capital para afianzarse en el mercado asiático y buscar sinergias en el europeo.

La operación, que viene meses negociándose, contará primero con una ampliación de capital reservado de 1.050 millones, tomadas a partes iguales por el segundo constructor chino y el Estado francés a precio de 7,5 euros por acción. Se sumará a continuación una ampliación de capital de 1.950 millones de euros abierto al conjunto de los accionista, en la que participarán también los dos grandes entrantes. Cada uno de los tres principales accionistas dispondrá de dos asientos en el consejo de vigilancia del grupo. El acuerdo final se firmará a finales de marzo, con motivo de la visita a Francia del presidente chino, Xi Jinpiing.

Carlos Tavares.
Carlos Tavares.

El cambio en el reparto de accionista vendrá acompañado por un nuevo presidente. El antiguo número dos de Renault, Carlos Tavares, quien desde enero forma parte del directorio de PSA Peugeot Citröen, tomará la presidencia el 31 de marzo. Reemplazará así a Philippe Varin, en el puesto desde 2009. Este mismo jueves, Tavares asumirá ya la gestión operativa del grupo. Los analistas prevén que aplicará su método ya realizado durante su etapa en el competir Renault, consistente en asociarse con un gran fabricante extranjero, en este caso Dongfeng, apostar por los mercados emergentes y los vehículos de gama media en detrimento de los de alta gama.

Con este acuerdo, el constructor francés y el chino contemplan triplicar su volumen de negocio en China, hasta los 1,5 millones de vehículos antes de 2020, acelerar la transferencia de tecnologías de PSA a su socio y crear una empresa conjunta para exportar al resto de Asia.

Financiación

Por otro lado, el consorcio galo ha renovado una línea de financiación por importe de 2.700 millones de euros. Este crédito está compuesto por un tramo de 2.000 millones de euros y con vencimiento en cinco años y por otro, de 700 millones de euros que vencerá en tres años y que se podrá extender de forma opcional en dos años.

La corporación señaló que la concesión de esta financiación está ligada a la ampliación de capital de 3.000 millones de euros anunciada y que reemplazaría a la línea de 2.400 millones de euros firmada en julio de 2010.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS