sector financiero

Los créditos morosos sin cobertura se duplican en el último año

Los préstamos dudosos en 2013 llegan al récord de 197.000 millones, el 13,6% del total La admisión de las refinanciaciones dispara la cifra de impagados

EL PAÍS

La morosidad en la banca española aumentó en diciembre hasta el 13,6% de sus créditos, lo que supone un nuevo máximo histórico, según los datos publicados por el Banco de España. Este porcentaje equivale a un total de 197.000 millones en préstamos que las entidades consideran irrecuperables o de difícil cobro, mientras el dinero prestado a las empresas y familias continúa a la baja y está en 1,44 billones, su nivel más bajo desde 2006.

Las cifras actuales suponen un incremento de los morosos en unos 30.000 millones a lo largo de 2013, lo que no tiene parangón en la serie histórica. En paralelo, la banca no deja de reducir las provisiones para cubrir los créditos malos. Así, al cierre de 2012 los morosos eran 167.500 millones con unas provisiones de 123.600 millones. La diferencia era de 44.000 millones. Un año después, en diciembre pasado, ese salto de préstamos malos sin cubrir (ver cuadro) se ha duplicado hasta los 87.000 millones.

Según los expertos, la clave del alto crecimiento de lo morosidad es la nueva normativa del Banco de España que obligó a las entidades a calificar como dudosos los créditos refinanciados. Hasta septiembre, esta reestructuración de la cartera afloró 21.000 millones en préstamos malos. Algunos expertos apuntan a que en el conjunto del ejercicio han podido elevarse hasta los 25.000 millones por esta causa y otros 5.000 más directamente por el crédito impagado.

En 2012 los préstamos sin cubrir eran 44.000 millones; ahora son 87.000 millones

En opinión de Íñigo Vega, analista bancario de la firma británica Nau Securities, la caída en las coberturas de los créditos malos puede estar relacionado con que parte de los morosos “pueden ser subjetivos, es decir, que no han realizado impagos, pero están clasificados en morosos”. Esto explicaría que la cartera no es tan mala como puede parecer, pero otros expertos apuntan razones diferentes.

José Carlos Díez, de ICADE apunta. “Este es la misma historia desde 2007: se realiza un saneamiento gradual hasta donde lo permite la cuenta de resultados. Mientras, el crédito sigue cayendo y la depresión y deflación avanzan”. Y resume: “Es cuádruple problema: sube con fuerza morosidad en numerador, se desploma el crédito en denominador, las entidades han relajado las provisiones y sigue aumentando los adjudicados y fallidos”. La situación es relevante porque los bancos se examinarán ante el BCE con estas cifras en los próximos meses.

Según Joaquín Maudos, catedrático de Economía de la Universidad de Valencia, además de las refinanciaciones, estas cifras “recogen el efecto de la debilidad del crecimiento, ya que aunque el PIB ya aumenta, siempre hay un desfase entre el crecimiento económico y la morosidad bancaria. Además, con una persistencia de la tasa de paro en torno al 26% tanto tiempo, y el hecho de que se eleve el número de personas que dejan de percibir el subsidio de desempleo, es lógico que la mora siga subiendo”.

Y lo cierto es que son muchos los que creen que la cifra real de morosidad en 2013 está más cerca del 17% que del 13,6% porque habría que añadirle lo que se ha traspasado a la Sareb. En cuanto a las previsiones para 2014, algunas firmas de análisis apuntan a que la cifra oficial llegará al 15% en el tercer trimestre de este año. Esta situación rebajará más la diferencia entre morosos y sus coberturas.

Guindos dice que "ahora se reconoce la morosidad real. Antes no era así"

Por otro lado, el ministro de Economía, Luis de Guindos, atribuyó ayer el aumento de la morosidad a la caída del crédito y a que las entidades están “reconociendo la realidad. A veces, las tasas oficiales en el pasado no reconocían la realidad”, dijo antes de mostrar su confianza en que se moderará en los próximos meses.

Por otro lado, el gobernador del Banco de España, Luis Linde señaló: “Es un dato esperado. Creo que estamos cerca del fin de estos incrementos. El ritmo de crecimiento se está aminorando claramente”.

Según ha defendido Guindos, ahora existe un "sistema mucho más transparente", el Banco de España ha establecido criterios "más estrictos" para las refinanciaciones y los bancos cuentan con "muchas más provisiones, el resultado es que "esa realidad va aflorando", ha sostenido el ministro.

En cuanto al crédito, el total de dinero prestado se desploma en 156.711 millones de euros en un año, hasta los 1,44 billones, que es su nivel más bajo desde el inicio de crisis en 2007. La cartera que más desciende es la del crédito con garantía real, es decir, relacionados con las hipotecas y créditos inmobiliarios, que ha descendido en 110.000 millones en 2013. Desde el cierre de 2007, los créditos con garantía real han caído en 280.000 millones, lo que supone un descenso del 27,5%. Y según el Banco de España, el ajuste crediticio no se ha terminado.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50