Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sony, degradada a bono basura por la caída de ventas de televisores y portátiles

La devaluación de Moody's eleva las dudas sobre las tecnológicas y la industria del videojuego

Un cartel de Sony, en la junta general de accionistas.
Un cartel de Sony, en la junta general de accionistas. AFP

La agencia de calificación Moody's ha devaluado la nota de solvencia de Sony al nivel de bono basura ante la perspectiva de que las ventas de televisores y ordenadores personales sigan a la baja. La degradación del gigante japonés, cuya calificación queda ahora en Ba1, lo que equivale a un nivel por debajo de lo que se considera apto para la inversión, aumenta las dudas sobre el sector de las tecnológicas y, por extensión, de la industria tradicional del videojuego por la pujante competencia de las aplicaciones para móviles. Moody's ha dejado el rating de Sony con perspectiva estable.

El fabricante japonés está luchando contra la fuerte caída de la demanda de nuevas televisiones y ordenadores personales mientras los consumidores se interesan cada vez más por los dispositos móviles de Apple o Samsung. De hecho, Sony presentó pérdidas a cierre del último trimestre en septiembre que sorprendieron al mercado. Ante esta difícil situación, el presidente de la compañía, Kazuo Hirai está tratando de recuperar el camino de los beneficios apostando por su propia división de móviles, cuyo buque insignia es el Xperia, y su flilial de entretenimiento.

Pero Moody's duda de que el cambio vaya a ser inmediato. "La rentabilidad de Sony seguirá débil y volátil. Esperamos que su negocio principal de la electrónica —televisores, móviles, cámaras digitales y ordenadores personales— seguirán sufriendo una importante presión a la baja", asegura la agencia de calificación en el comunicado en el que hace público la rebaja de Sony.