Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa sufre su sexto día de caídas por las dudas de los emergentes y Argentina

El Ibex registra se deja un 1,12% y pierde los 7.800 puntos pendientes también de Argentina

Un operador de la Bolsa de Fráncfort sigue las cotizaciones de los mercados.
Un operador de la Bolsa de Fráncfort sigue las cotizaciones de los mercados. Bloomberg

Las Bolsas europeas y, de forma destacada, la española, han prorrogado este lunes las caídas tras las fuertes pérdidas del viernes. Y por las mismas razones: las crecientes dudas sobre los emergentes y la crisis del peso en Argentina. En el caso del Ibex 35, que sufre una mayor exposición a las tensiones del otro lado del Atlántico por las inversiones de las grandes empresas en el país, el selectivo ha caído un 1,12%. Con este recorte, ha dicho adiós a los 9.800 puntos y mañana abrirá en 9.758 enteros. Además, suma su sexta jornada a la baja y su peor racha en los últimos seis meses.

En el principal foco de atención de los últimos días, el mercado de divisas, las monedas de los emergentes han logrado cambiar el paso por las expectativas de que el Banco de Turquía, que se reúne este martes de urgencia, tomará medidas extraordinarias para frenar el desplome de la Lira. Pero pese a la leve mejora, basada en que los afectados moverán ficha, el mar de fondo sigue invitando a la prudencia. El euro, por su parte, apenas se ha movido con respecto al viernes y se ha cambiado por 1,3679 dólares.

Dentro del selectivo español, las mayores caídas han ido a parar a Gamesa (-2,8%), Grifols (-2,6%) y Bankia (-2,6%). BBVA, que fue uno de los más castigados el viernes, se ha dejado al cierre un 2,26%; Inditex, un 1,72%, y Telefónica, un 1,34%. Repsol, a la espera del pago de su compensación por su participación en la argentina YPF, ha perdido un 0,88%.El resto de los grandes valores, como el Santander, que ha anunciado el fichaje de la estadounidense Sheila Bair, ha caído un 1,17%.

En el resto de Europa, tanto Fráncfort, como París y Milán han cedido en torno al 0,40%. La Bolsa de Londres, condicionada por las pérdidas de Vodafone, ha caído un 1,7%. Las negociaciones en Europa han sido mucho menos dañinas que en Asia, donde Tokio ha retrocedido un 2,5%.

"En Europa, los índices están en sus niveles más bajos en un mes por las preocupaciones sobre los mercados emergentes", ha resumido Reuters citando a un operador de la Bolsa de Madrid. Con vistas a lo que está por venir, otro foco de atención de una semana que se perfila como volátil será la reunión mensual de la Reserva Federal del miércoles. En ella, con toda probabilidad, se volverán a reducir los estímulos monetarios, lo que, a su vez, podría provocar nuevas tensiones en las divisas de los países emergentes. "Los mercados están descontando una retirada de 10.000 millones de dólares adicionales y esto no está gustando a los activos de riesgo", han explicado los analistas de IG en Madrid.

En la deuda, la presión contra los títulos de España se ha mantendio y el sobreprecio exigido a los bonos del Tesoro a 10 años frente a los alemanes, de referencia, se ha relajado y la prima de riesgo ha bajado ligeramenta, hasta los 212 puntos básicos, unos dos menos que el viernes. Sin embargo, el hecho de que los inversores estén empezando a tomar como referencia el nuevo bono que el Tesoro emitió la semana pasada trastoca estas cifras. Según este referencia, mucho más líquida, el diferencial estaría en torno a los 225 puntos.

Más información