Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Presidente del banco ABN Amro y ‘drag queen’ a tiempo parcial

Gerrit Zalm aparece vestido de mujer para motivar a la plantilla en la cena anual de la entidad

El presidente del banco holandés ABN Amro, Gerrit Zalm, ha protagonizado una peculiar historia de motivación empresarial al aparecer ante sus empleados vestido de mujer y emulando a la drag queen australiana Dame Edna Everage. Embutido en un ajustado traje azul eléctrico y unas gafas sobredimensionadas, el directivo interpretó en la reunión anual de empleados a una regente de un burdel.

Bajo el nombre de Priscilla Zalm y asegurando ser la hermana ignorada del presidente del banco, el directivo explicó que ella también tenía una carrera triunfante. “Estoy celosa de él, pero yo también tengo éxito y el banco tiene un montón que aprender de las buenas maneras de mi compañía”, bromeó en uno de los numerosos chistes que hizo durante la velada sobre la temática sexual de su negocio.

Entre estos, el que fuera ministro de Finanzas holandés durante unos meses de 2006 también destacó, señalando sus pechos, que su empresa tenía “una buena directiva” y un mejor backoffice. Zaim, que tiene 62 años, trabaja en la dirección del banco desde 2008. "Hay que partir de los valores fundamentales. En mi empresa, tenemos tres: seriedad, profesionalidad y ambición (...) Siempre tratamos de superar las expectativas del cliente", añadió.

Según indica el diario Financial Times, no se trata de la primera ocasión en la que el banquero ha tenido oportunidad de mostrar sus dotes interpretativas, puesto que en el mismo evento de ABN Amro del año pasado se disfrazó de su "hermana" y participó en 2004 en la película Cool, del director Theo Van Gogh.

ABN Amro, adquirido por Monte dei Paschi y RBS —el Santander acabó saliéndose de la operación—, fue uno de los protagonistas de la reciente crisis financiera al tener que ser rescatado por el Gobierno holandés con una inyección de 27.900 millones de euros.