Villar Mir compra un 19,3% de Colonial y acelera su entrada en la inmobiliaria

El grupo adquiere la participación de Royal Bank of Scotland por 43,6 millones Anunció que tras la ampliación de capital de este mes espera tener como máximo el 29,9%

El Grupo Villar Mir ha anunciado que ha comprado a Royal Bank of Scotland (RBS) un paquete de acciones de la Inmobiliaria Colonial que supone el 19,3% de su capital, a un euro por acción. El precio total de la participación tiene un importe de 43,67 millones de euros, según informó la empresa en un escueto comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Acelera así su entrada en Colonial, donde espera ampliar su presencia en la ampliación de capital prevista a finales de mes.

La corporación que lidera y preside Juan Miguel Villar Mir cierra esta compra mientras está pendiente de que se ejecute su anunciada inversión de 300 millones de euros a través de la ampliación que se aprobará en junta de accionistas el próximo 21 de enero y con la que el empresario y presidente de OHL se convertía en el mayor accionista de Colonial.

En ningún caso la compra de títulos anunciada este martes se puede interpretar de forma aislada a su participación en la ampliación de capital. De hecho, el avance de la compra de acciones a RBS tiene como objetivo asegurar que la junta de accionistas vote a favor de la ampliación, una operación que estaba en peligro por la posición que pudieran tomar el propio Royal Bank of Scotland y Coral Partners, un fondo de inversión inmobiliaria que desde 2010 tiene el 14,73% del capital de Colonial.

Al hacerse con el 19,3% de las acciones, la operación con la que Colonial se asegura una inyección mínima de 500 millones de euros (además de Villar Mir entrarán Grupo Santo Domingo y Amura Capital, de Mora Banc, que pondrán cada uno 100 millones), podría tener garantizados más del 50% de los votos, si se suma el supuesto apoyo de otros accionistas como Credit Agricole (19,6%), Banco Popular (4,6%) y La Caixa (5,7%).

A principios de mes, Grupo Villar Mir señaló que pensaba hacerse con entre el 25% y el 29,9% del capital de la inmobiliaria en la nombrada ampliación. La idea de la actual compra es acelerar su entrada. Esa participación del 19,9% quedará diluida a cerca del 2,5% tras la ampliación, que podría llegar hasta los 1.000 millones de euros. En esa operación posterior compraría el resto de las acciones hasta completar su objetivo, siempre por debajo del 30%, para evitar tener que hacerse con el control total del grupo. Con la entrada este martes se asegura la participación en la Junta donde se dará luz verde a la ampliación.

La compra de la participación este martes de uno de los bancos extranjeros que actualmente controlan la inmobiliaria, a un euro por acción, supone un precio un 14,5% por debajo del de 1,17 euros por título al que Colonial cerró la sesión de Bolsa.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La ampliación de capital anunciada el pasado 2 de enero tiene como objetivo asegurar la viabilidad de Colonial, acuciada por una deuda de alrededor de 1.800 millones de euros. Aunque solo están asegurados de momento 500 millones de euros, la ampliación de capital está prevista a un máximo de 1.000 millones. La parte que no se cubra podría ser asumida mediante la conversión de deuda en capital. Además se vendería no más del 20% del capital de la participada francesa Sociètè Foncière Lyonnaise, de la que controla actualmente un 53,5%, con lo que se podrían ingresar más de 300 millones de euros. El objetivo: reducir la deuda a unos 600 millones y acto seguido refinanciar el actual crédito sindicado, cuyas condiciones se han endurecido a causa de la incapacidad de Colonial para asumir determinadas amortizaciones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS