Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El AVE amenaza con desplazar el liderato del avión para moverse por España

Los usuarios de avión descienden un 15%, mientras los que optan por el tren crecen un 13%

Un viajero desciende de uno de los trenes de alta velocidad (AVE) que une Madrid y la Comunidad Valenciana Ampliar foto
Un viajero desciende de uno de los trenes de alta velocidad (AVE) que une Madrid y la Comunidad Valenciana

Moverse en avión a través de España es cada vez menos atractivo. Ahora, los viajeros prefieren desplazarse en el AVE, que está cerca de convertirse en la estrella de los viajes de larga distancia. De acuerdo con los últimos datos publicados este lunes por el INE, de enero a noviembre del año pasado, 26,6 millones de personas —15% menos que en 2012— utilizaron el avión, mientras que 23,3 millones lo hicieron por el tren de alta velocidad (un 13% más).

Tan sólo en el mes de noviembre, el número de pasajeros que se movieron por avión descendió un 3,4%, con lo que liga 25 meses de bajas consecutivas; mientras que la cifra de personas que se movieron por el AVE creció un 19,9%. Durante este mes, la diferencia de pasajeros entre estos dos transportes fue tan solo de 47.000, cuando en el mismo periodo de 2012 ésta de 461.000.

Según los datos adelantados por Renfe y AENA, y aún no computados por el INE, no será en 2013 cuando el tren adelante al avión. De acuerdo con las cifras de ambos gestores correspondientes al cierre del ejercicio, el número de viajeros por AVE ascendió a 25 millones y las personas transportadas vía aérea fueron 28,8 millones. Con vistas al futuro, si el tren mantiene este el ritmo de crecimiento, le llevará apenas unos meses imponerse como el transporte favorito en España.

Desde que el Ministerio de Fomento decidiera bajar el precio del billete del AVE, en febrero de 2013, el número de viajeros acumula 10 meses de alzas consecutivas. Además, desde marzo, registra tasas de crecimiento superiores al 10% interanual, salvo el 9,5% de abril. Mientras, el avión sufre la evolución contraria.

Más de 106,1 millones de personas utilizaron el transporte interurbano en noviembre, lo que supuso una disminución del 0,9% respecto al mismo periodo de 2012. Esta baja fue impulsada, principalmente, por la caída de viajeros en el transporte aéreo. Los viajeros que se movieron por autobús descendieron un 1,2% y los desplazamientos por ferrocarril bajaron un 0,5%.

Los datos del INE muestran que en el penúltimo mes de 2013, más de 387,3 millones de personas utilizaron el transporte público, un 0,5% más que en el mismo periodo de 2012.