La devaluación salarial avanza

Los sueldos pactados en convenio aumentaron un 0,57% el año pasado Más del 40% de acuerdos contemplan la congelación o la bajada de salarios

La devaluación salarial sigue avanzando, aunque en los últimos meses se ha frenado. La debilidad de los precios ha hecho que los sueldos pierdan poder adquisitivo a una velocidad menor de lo que lo hacían en 2012 o a comienzos del año pasado. Pero sin duda el retroceso de los salarios prosigue. El registro oficial de convenios arroja un incremento sueldos acumulado en 2013 de un 0,57%, ocho décimas menos que el aumento medio de precios (1,4%) pero ligeramente por encima del IPC de diciembre (0,2%).

Fuentes: Ministerio de Empleo e INE.
Fuentes: Ministerio de Empleo e INE.EL PAÍS

No obstante, el aumento de sueldos del 0,57% es generoso. Hay que tener en cuenta que la estadística del Ministerio de Empleo no recoge el impacto de los incumplimientos de convenios sobre la variación pactada. Si en ese cálculo se tuviera en cuenta los incumplimientos de convenios (en 2013 se han multiplicado por más de cinco, hasta los 159.550 trabajadores afectados), ese incremento probablemente sería menor. Además, está calculada sobre los poco más de 5 millones de asalariados que tenían un convenio en vigor en diciembre de 2013, no sobre los más 12 millones de afiliados a la Seguridad Social. Se acerca más al conjunto de este colectivo la encuesta trimestral de coste laboral que elabora el INE, que refleja una caída del 0,2% de los costes salariales hasta el tercer trimestre de 2013.

En los detalles de los convenios en 2013 se observa que aquellos en los que el salario no crecen o caen suponen el 42%, un porcentaje que retrocede al 32,4% si se habla de trabajadores afectados. Esto se debe a que los convenios en los que se pactan incrementos más bajos de salarios se dan en las empresas, donde se firman pactos que afectan a menos asalariados que los acuerdos territoriales o sectoriales.

Fuentes: Ministerio de Empleo e INE.
Fuentes: Ministerio de Empleo e INE.EL PAÍS

2013 fue un año convulso para la negociación colectiva. La reforma laboral había limitado a un año la prórroga de los convenios que no se renovaban, acabando así con la prórroga indefinida que tenían. Ese plazo extra empezaba a finalizar en julio, y se había convertido en un escollo que sindicatos y empresarios sortearon en el último momento con un acuerdo que reanimó la negociación. Así el año ha acabado con 1.691 convenios firmados que afectan a 5.040.500 trabajadores.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La pérdida acumulada de poder adquisitivo —el economista José Ignacio Pérez Infante calcula que desde 2010 los sueldos han perdido un 9% de poder adquisitivo— ha llevado a los sindicatos a endurecer su postura. “Si no mejoran los salarios, la economía seguirá estancada. La mejora del poder de compra salarial es un elemento clave para la recuperación del consumo y la salida de la crisis”, declaró Ramón Górriz, de CC OO. En la misma línea se manifestó Toni Ferrer, de UGT: “La devaluación no está contribuyendo a la reactivación económica, al contrario”.

Esta posición cobra importancia en 2014, cuando vence el pacto que los agentes sociales firmaron en 2012 y que suponía el primer paso de la moderación salarial —la aceleró la reforma laboral—. Según ese pacto, en 2013 el aumento salarial debería haber sido del 0,6%, igual que en 2014, por la mala situación económica.

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS