Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro registra un descenso récord en diciembre con 107.000 personas

El balance anual del Ministerio Empleo arroja una caída de 146.000 parados, hasta 4,7 millones

Varias personas hacen cola en una oficina de empleo en Bilbao.
Varias personas hacen cola en una oficina de empleo en Bilbao. EFE

El paro registrado bajó en diciembre con una fuerza inusual. El año pasado se cerró con 4.701.338 desempleados registrados en la oficinas de empleo, tras caer en diciembre en 107.570 personas respecto al mes anterior. Esta caída supone la mayor caída del paro en un diciembre de la serie histórica y la segunda si se tienen en cuenta todos los meses del año, solo superada por la de julio de 2013, cuando la bajada fue de 127.248.

Atendiendo a estos datos, el paro registrado ha bajado respecto a diciembre de 2012 en 146.293 personas. Es la primera vez desde el comienzo de la crisis, que el desempleo se cierra un año con menos parados que al comienzo del ejercicio, algo que ya adelantó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su comparecencia del pasado 27 de diciembre.

Desde 2004 los datos del paro registrado se publican el segundo día laborable del mes siguiente al de referencia. Es decir, el 3 de diciembre de 2013 se el Ministerio de Empleo publicó los datos del mes anterior puesto que el primer día de diciembre cayó en domingo. Rara vez se ha roto esta norma. Lo mismo tendría que haber sucedido este enero, pero en la tarde anterior al día marcado en el calendario la agencia Servimedia ha adelantado los “datos oficiales”. El Ministerio de Empleo, en un comunicado posterior, ha hegado que los números conocidos fueran “oficiales” y afirmó que “la única información a este respecto es la que se distribuirá a los medios mañana a partir de las 9.00 horas”. Pero ni en ese texto ni en conversaciones telefónicas con uno de los portavoces del Ministerio se rechazó la validez de las cifras.

Con ser positivo, el dato del paro registrado es muy parcial y ofrece una imagen muy deficitaria de lo que sucede en el mercado laboral español. Como termómetro de la situación, son mucho más fiables las cifras de afiliación de la Seguridad Social y, sobre todo, la encuesta de población activa, que se conocerá a firnales de este mismo mes.

Diciembre no es un mes con una tónica clara para el empleo. En los últimos 15 años, ha habido ocasiones en las que ha caído, como en 2010 y 2012, y otras, la mayoría, en los que ha subido, como en 2011 o 2009. No obstante, suele ser un mes mejor que los demás de otoño e invierno gracias a la campaña navideña, que estimula la contratación temporal en el comercio y en la hostelería.

Con los datos de diciembre conocidos hasta ahora, no se tiene una foto completa de lo sucedido en el mercado laboral. De hecho, al faltar la otra cara de la moneda, la afiliación a la Seguridad Social, no se sabe si la bajada se debe a creación de empleo o, simplemente, a las bajas de los inscritos en las oficinas de empleo, que no han renovado su demanda de trabajo.

Una de las tónicas habituales durante los últimos meses ha sido que se daban mejores datos de paro registrado que de Seguridad Social, es decir, de empleo. Esto, en principio, suele ser porque muchos parados no renuevan su inscripción en las oficinas públicas sin haber encontrado un trabajo. Hay que tener en cuenta que solo los desempleados que cobran algún tipo de ayuda tienen la obligación de estar apuntados en los registros oficiales. También tienen que estarlo quienes quieren optar a cursos de formación o algún tipo de servicio público de orientación laboral. Pero tanto en este caso, como en el resto, la inscripción es opcional. De confirmarse esta hipótesis, lo que está sucediendo es que el desempleo se está reduciendo por que está bajando la población activa en España.