Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tribunal superior de Madrid ve indicios para sentar en el banquillo al juez Silva

El responsable del 'caso Blesa' está más cerca de ser juzgado por prevaricación

El magistrado vuelve a su puesto tras cumplir con tres sanciones graves previas

El instructor de la querella de la Fiscalía contra el juez Elpidio José Silva ha acordado seguir la causa abierta contra este por delitos contra la libertad individual y uno de prevaricación, entre otros, y le ha fijado una fianza civil de 8.000 euros por su actuación en el caso Blesa. Según el instructor, existen bastantes "indicios racionales" de que Silva prevaricó al abrir una "causa general" y "prospectiva" contra el expresidente de Caja Madrid.

En un auto, el magistrado Jesús Gavilán del Tribunal Superior de Justicia de Madrid transforma las diligencias previas en procedimiento abreviado, primer paso para sentar en el banquillo de los acusados a Silva, el juez que ordenó encarcelar al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa en dos ocasiones.

Gavilán da un plazo de diez días a las partes personadas —entre ellos Blesa y su abogado—, para que soliciten la apertura del juicio oral, formulando escrito de acusación o el sobreseimiento de la causa, así como la práctica de diligencias complementarias. 

El juez Silva, por su parte, ha regresado este lunes a su despacho en el juzgado de Instrucción número 9 de Madrid tras concluir la sanción de cuatro meses y siete días de suspensión y multa de 600 euros que le impuso el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en julio por el retraso en los procesos que tenía asignados, por no motivar sus resoluciones y por falta de consideración a los funcionarios, han informado en fuentes jurídicas. Las sanciones no tienen nada que ver con la causa contra Blesa.

En concreto, recibió dos sanciones muy graves por la "absoluta y manifiesta falta de motivación" de sus resoluciones y por retrasos en la tramitación de asuntos en su juzgado. Junto a ello, fue sancionado por una falta grave por la falta de desconsideración al Ministerio Fiscal. Silva acumula un nutrido historial disciplinario desde 1994, cuando fue suspendido tres meses de sus funciones por retrasos en su juzgado de entonces, el número 1 de Instrucción de San Roque, en Cádiz.

Por lo que respecta al caso Blesa, dos Juzgados de Instrucción de Madrid se han pasado la bola de investigar al ex presidente de Caja Madrid Miguel por la compra del City National Bank de Florida en 2008, al resistirse ambos a hacerse cargo del asunto. Después de que el caso haya sido rebotado durante dos meses de una instancia a otra, el conflicto será resuelto por la Audiencia Provincial de Madrid.