La banca sube en Bolsa por la posibilidad de que la deuda no penalice en los tests

Los ejecutivos del sector de España y otros cinco países acuden al BCE a hablar de las pruebas

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ofrece una rueda de prensa en Fráncfort (Alemania). EFE/Archivo
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ofrece una rueda de prensa en Fráncfort (Alemania). EFE/ArchivoEFE

Las carteras de deuda pública no computarán como activos de riesgo en la próxima evaluación global de los activos de la banca en Europa (AQRs, por sus siglas en inglés), aunque todavía no se había tomado una decisión respecto a su tratamiento en las posteriores pruebas de resistencia, según ha avanzado este lunes Yves Mersch, miembro del consejo del BCE. Las palabras de este alto cargo del instituto emisor suponen un bálsamo para las entidades españolas, que han apostado importantes cantidades de dinero en estos activos durante la crisis. Como resultado de ello, han subido con fuerza en Bolsa, impulsando además al Ibex 35 al verde. También la banca italiana se ha beneficiado del anuncio por los mismos motivos.

Al cierre, Banco Popular ha encabezado la lista de ganancias, con un avance del 3,09%, seguido de Bankinter (+2,91%), BBVA (+1,73%), Santander (+1,49%) y Sabadell (+0,11%). El único banco que ha cerrado la sesión en rojo ha sido Caixabank, que ha retrocedido un 0,26%. A estos valores se han unido Acciona, que ha repuntado un 2,21%, y BME (+1,97%). El Ibex, por su parte, ha avanzado un 0,9%, lo que ha llevado al selectivo a quedarse a las puertas de los 9.800 enteros (9.783,1).

Más información
Guindos: “La banca española está bien preparada para las pruebas”
La morosidad en la banca española se dispara al 12,6%

Frente a lo anunciado este lunes por Mersch, el Bundesbank (banco central alemán) ha pedido que a medio plazo la deuda pública no esté considerada un activo libre de riesgo. Sobre todo, después de que la crisis del euro haya demostrado que pueden llegar a provocar fuertes pérdidas en casos excepcionales. Si fuesen considerados activos de riesgo, las entidades se verían forzadas a incrementar sus provisiones para cubrir la inversión.

"Todavía no hay decisión sobre el tratamiento que recibirá la deuda pública en las pruebas de resistencia", ha dicho Mersch. "Lo que es seguro es que la deuda soberana será sometida a presión en las pruebas de estrés", ha añadido en un discurso desde Fráncfort. Precisamente, una representación escogida de los banqueros españoles viaja este lunes a esta ciudad alemana, que es donde está la sede del BCE, para reunirse con su presidente, Mario Draghi. 

En la cita de Draghi, el presidente del BCE explicará a los banqueros a puerta cerrada las pruebas de resistencia. A la reunión acuden los primeros ejecutivos de la banca española, finlandesa, francesa, griega, irlandesa y estonia, además de los representantes de sus bancos centrales.

El encuentro forma parte de una serie de reuniones para profundizar sobre las futuras pruebas de evaluación europeas, compuestas de una valoración del riesgo de los activos, un análisis de la calidad de los mismos y un test de resistencia. Las reuniones comenzaron el pasado miércoles, cuando se congregaron en la sede del organismo banqueros de Bélgica, Chipre, Alemania, Malta y Luxemburgo, junto a sus distintos supervisores nacionales.

Comitiva española

En cuanto a la representación española, en la comitiva estarán el subgobernador del supervisor, Fernando Restoy, y los dos consejeros delegados de Santander y BBVA, Javier Marín y Ángel Cano, respectivamente. En el caso de CaixaBank, se espera la presencia también de su consejero delegado, Juan María Nin, en tanto que de Bankia acudirá su director general de presidencia, José Sevilla. El Banco Sabadell y el Popular estarán representados directamente por sus presidentes, Josep Oliu y Ángel Ron.

La idea del BCE es trasladar a las distintas entidades las peculiaridades de las nuevas pruebas de estrés y comenzar a trabajar en la preparación de las mismas, a las que se someterán todos los bancos con un volumen de activos superior a 30.000 millones.

En el caso de España, esto significa que será examinado por el BCE prácticamente todo el sector financiero español, encabezado por Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Popular. Además, también se evaluará la capacidad de resistencia de Bankinter, Unicaja-CEISS, BMN, Liberbank, Ibercaja-Caja 3, KutxaBank, el grupo liderado por Cajamar y Caja Laboral. A esta lista, aunque no parece muy probable, se podrían sumar Novagalicia y Catalunya Banc si, tras sus subastas, no acaban integrándose en otros grupos financieros españoles.

El regulador europeo pide que la banca publique más información

La Autoridad Europea de Mercados Financieros (ESMA por sus siglas en inglés) considera que la información publicada por las mayores entidades financieras europeas en sus resultados es en ocasiones “insuficiente”, por lo que les insta a mejorar la información de sus estados financieros para mantener la confianza de los mercados y fomentar la estabilidad financiera.

La autoridad bursátil europea ha publicado este lunes su revisión de la comparabilidad y la calidad de las publicaciones de los estados financieros IFRS de 2012 de las 39 mayores entidades de 16 países europeos.

La ESMA concluye que, aunque en general la información publicada cumple con lo requerido, se han identificado 'grandes variaciones en la calidad de la información aportada' y se ha encontrado algunos casos en los que era 'insuficiente' o estaba 'insuficientemente estructurada' para permitir la comparación entre entidades financieras.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS