RESULTADOS TRIMESTRALES

José Sevilla: “Bankia ha ayudado a mejorar la imagen de España”

José Sevilla, número dos del grupo, ratifica el interés de los inversores. El grupo BFA-Bankia gana 648 millones hasta septiembre La cotizada Bankia logra un beneficio de 353 millones en los nueve primeros meses

José Sevilla, 'número 2' de Bankia, este lunes.
José Sevilla, 'número 2' de Bankia, este lunes.Sergio Barrenechea (EFE)

El grupo BFA-Bankia registró un beneficio después de impuestos de 648 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un resultado que no incluye el efecto del canje de instrumentos híbridos por capital. Estos resultados, logrados tras la inyección pública de capital por 22.424 millones, contrastan con los más de 10.000 millones que perdió en el mismo periodo del año anterior tras provisionar 10.100 millones por morosidad.

Pese a todo, todos los márgenes de la cuenta de resultados siguen con tasas negativas, entre otras razones para el cierre de 929 oficinas, un 30% de la red. "Creo que somos el único banco de Europa que ha cerrado un tercio de su red en un año. No conocemos otro caso", ha apuntado José Sevilla, consejero de la presidencia de Bankia. Su objetivo es "ser mucho más rentables con un balance más pequeño", ha explicado. La entidad consigue el 25% del margen financiero con la compra de carteras de deuda pública a tipos altos con la financiación barata del BCE. 

"Creo que somos el único banco de Europa que ha cerrado un tercio de su red en un año. No conocemos otro caso"

El número dos de Bankia ha admitido estar contento porque "hemos acabado el tercer trimestre del plan de saneamiento, que se compone de 12. Si aceptamos el símil del baloncesto, estaríamos al final del primer cuarto y todo va bien. No obstante, somos conscientes de que el partido se puede perder en el último minuto del último cuarto, así que seguiremos paso a paso". Sevilla ha reconocido haber tenido suerte porque desde agosto la percepción de los inversores sobre España "ha cambiado radicalmente lo que nos ha permitido acelerar los planes de ventas acordados con Europa y obtener más plusvalías de las previstas, que se han destinado íntegramente a provisiones". 

Bankia fue "lo que casi nos tumba en la lona", dijo gráficamente el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, en referencia a que casi provocó el rescate de España en mayo de 2012, cuando quebró el grupo. Quizá por eso, ahora Sevilla entiende que se ha producido el fenómeno contrario: "La buena marcha Bankia creo que ha ayudado a mejorar la imagen del sector financiero español, y en consecuencia la de España y así también la de los países periféricos de Europa".

La entidad ha tenido fuerte beneficios extraordinarios durante el tercer trimestre del año como consecuencia principalmente de las desinversiones realizadas en Mapfre, Indra y el Bank of Florida, y todas se han dedicado a reforzar las coberturas de las carteras de crédito y los activos inmobiliarios que permanecen en el balance de BFA, después de los fuertes traspasos a la Sareb.

Incluyendo el efecto positivo del canje de preferentes y subordinadas, el resultado atribuido al grupo se elevó hasta los 1.496 millones de euros, según informó la entidad. El objetivo público del grupo BFA-Bankia es ganar 800 millones al cierre del año. "Quizá nos pasemos un poco de esta cifra, pero seguiremos en ese entorno. Hay que ser prudente en el cierre del ejercicio y luego ver cómo vienen 2014 y 2015". Los analistas creen que está preparando "huchas" con las que asegurarse un incremento de los resultados en 2014. El grupo se beneficia de haber realizado las previsiones de beneficios y las exigencias de capital público hace poco más de un año, cuando la situación económica y financiera era mucho peor que la actual, lo que le permite ahora trabajar con más tranquilidad. 

El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri ha precisado que en el tercer trimestre se han destinado 300 millones de euros adicionales para cubrir contingencias del proceso de arbitraje de las preferentes, tras los 525 millones de euros del trimestre anterior. El arbitraje no tiene efectos en el capital de Bankia. En total, el banco ya ha dedicado 825 millones de euros a cubrir contingencias derivadas de este proceso. Sevilla ha apuntado que "más del 50% del total de clientes con preferentes y subordinadas recuperarán toda su inversión, bien sea a través de los arbitrajes o vía judicial".

En concreto, el resultado neto del tercer trimestre del grupo fue de 219 millones, por encima de los dos trimestres precedentes. Bankia, por su parte, logró un beneficio después de impuestos de 353 millones hasta septiembre, de los que 161 millones se lograron en el tercer trimestre, 120 millones en el segundo y 72 millones en el primero. En diciembre de 2012 la cotización de Bankia cerró a 0,39 euros y ahora ya ha superado el euro por acción.

Otra de las cuestiones que se incluían en ese plan de reestructuración era la necesidad de eliminar la licencia bancaria a BFA. Sevilla indicó que la entidad ya está en conversaciones con el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), con el Ministerio de Economía, el Banco de España y con Bruselas para que BFA se convierta en una compañía holding de Bankia antes de final de año. "Se trata de simplificar las cuentas y que BFA quede como una sociedad holding", ha comentado.

Por otra parte, el director general de la Presidencia se ha referido a la evolución de la cuota de mercado de la entidad y señaló que Bankia ha ganado cuota en segmentos como fondos de inversión, mercado de consumo y pymes. Sin embargo, en depósito ha bajado del 9,08% al 8,65%. Hasta septiembre, el volumen en cuentas corrientes ha caído un 4,3% y las cuenta de ahorro, un 2,5%.

Finalmente, Sevilla ha hablado de la salida del Estado de Bankia y ha dicho que las declaraciones que se han escuchando apuntan a "una posible venta o reprivatización en Bolsa para 2015. Estaremos un poco a lo que diga el accionista. Queremos aumentar el valor del grupo", ha añadido.

Elevada morosidad

Bankia redujo en el tercer trimestre el saldo de activos de dudoso cobro, que acumula una caída de 786 millones en el conjunto del año, hasta los 19.033 millones. Tuvo una recuperación de morosos, en parte por la venta de carteras a fondos buitre, que ascendió a 3.400 millones.

Sin embargo, como el volumen de crédito ha caído en mayor medida que el saldo de dudosos, la tasa de morosidad asciende del 12,99% de diciembre al 13,56% de septiembre. Los créditos han descendido un 5,7%. Pese a ello, la cuota de mercado ha crecido del 9,23% en diciembre de 2012 al 9,44% hasta agosto, último dato disponible. Las nuevas provisiones permiten elevar la cobertura del 61,77% al 62,63%.

A septiembre de 2013 Bankia contaba con una cartera de créditos refinanciados de 23.938 millones y mantiene la cobertura de estos préstamos en el entorno del 24%. El ratio de capital principal de la entidad mejoró en 74 puntos básicos y pasó en el tercer trimestre del 10,32% al 11,06% según el ratio Basilea II. En lo que va de año, Bankia generado casi un punto y medio de capital, tras partir del 9,62% proforma presentado a cierre de 2012.

Preguntado por las mayores exigencias de capital bajo las normas de Basilea III, Sevilla no ha querido concretar demasiado y ha afirmado que se sienten cómodos con este capital para aprobar cualquier examen. El grupo podría verse beneficiado por la posible aceptación de los créditos fiscales y los activos fiscales diferidos, que están en negociación entre el Gobierno y Bruselas y que pueden incrementar el capital de BFA-Bankia en 7.200 millones. "Sobre las exigencias de Basilea III tendríamos más del 13% de capital. Creo que paremos los exámenes del BCE y los de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), ha comentado.

En el caso de la matriz, BFA, su ratio de capital Core Tier I EBA ha pasado del 9,44% (proforma) de diciembre de 2012 al 10,81% de septiembre de 2013, pese a los 825 millones de euros que ya se han dedicado a cubrir contingencias derivadas del proceso de arbitraje. La compensación a los tenedores de instrumentos híbridos no tiene efecto en el capital de Bankia.

La adecuada gestión del balance, según la entidad, le ha permitido mejorar el gap comercial (básicamente la diferencia entre créditos y depósitos) en un 17,1% en lo que va de año, hasta los 27.622 millones. El ratio de créditos sobre depósitos ha pasado del 120,4% de diciembre de 2012 al 116,7% de septiembre de 2013. En este mismo periodo Bankia ha reducido en 7.200 millones de euros la financiación a través del Banco Central Europeo (BCE).

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS