Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BRASIL UE

El acuerdo Mercosur-UE sacará a Brasil del "aislamiento", según industrias

La jefe de la delegación de la Unión Europea (UE) en Brasil, Ana Paula Zacarias (c), habla el 25 de septiembre de 2013, durante un encuentro con empresarios brasileños y embajadores de la UE para discutir el acuerdo comercial Mercosur-UE, realizado en la sede de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo, en Sao Paulo (Brasil). Ampliar foto
La jefe de la delegación de la Unión Europea (UE) en Brasil, Ana Paula Zacarias (c), habla el 25 de septiembre de 2013, durante un encuentro con empresarios brasileños y embajadores de la UE para discutir el acuerdo comercial Mercosur-UE, realizado en la sede de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo, en Sao Paulo (Brasil). EFE

La Federación de las Industrias de Sao Paulo (Fiesp), la patronal más influyente de Brasil, consideró hoy que un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) es necesario para que el país latinoamericano salga de la situación de "aislamiento comercial" en el que se encuentra.

Así lo expresó el presidente del Consejo Superior de Comercio Exterior (Coscex) de la Fiesp, Rubens Barbosa, tras un encuentro mantenido en Sao Paulo con los embajadores de los diferentes países de la Unión Europea en Brasil para analizar el tema.

"Negociar con la UE va a ser difícil, no va a ser fácil, es algo que va a tardar, pero desde el punto vista del sector privado significa salir del aislamiento en el que nos encontramos en los últimos 12 años", comentó Barbosa.

Según explicó el presidente del Coscex, a diferencia de otros países de la región como México y Chile que tienen numerosos tratados de libre comercio, Brasil sólo ha firmado tres acuerdos comerciales con Israel, Egipto y Palestina en poco más de una década.

Para la Fiesp, el acuerdo con la Unión Europea supondría para Brasil "un importante estímulo en la estrategia de integración en las cadenas globales de valor", lo que permitiría "reducir las tarifas" y "fomentar las inversiones recíprocas y las transacciones de servicios".

"Es importante que la negociación avance" añadió Barbosa, quien expresó su rechazo a que las negociaciones queden "nuevamente estancadas porque uno o dos países no quieren participar".

Por su parte, la jefa de la delegación de la Unión Europea en Brasil, Ana Paula Zacarias, recalcó que ambos bloques atraviesan en estos momentos la parte más "sensible" de la negociación y confió en que de aquí a final de año sean presentadas ofertas mejoradas de "apertura".

Zacarias también hizo referencia a las diferencias internas del Mercosur -bloque formado por Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay y Venezuela- y recalcó que ellos tienen que "encontrar su propio camino y verificar cuál es la mejor oferta que pueden hacer".

La UE y el Mercosur retomaron en Madrid en mayo de 2010 las negociaciones de un ambicioso acuerdo de asociación basado en la cooperación, el diálogo político y la liberalización comercial.

Las conversaciones se iniciaron en 1999, pero fueron suspendidas en 2004 ante la falta de avances.

Desde entonces, las dos partes han celebrado nueve rondas de negociación centradas en reglas comerciales, pero sin entrar en la cuestión del acceso a los mercados.

La dificultad en el intercambio de ofertas se debe a que el Mercosur exige una mayor apertura de la UE para sus productos agrícolas y los europeos quieren un mayor acceso en Suramérica para sus productos industriales.