Telefónica negocia con sus socios elevar su participación en Telecom Italia

Negocia tomar un 70% de la sociedad Telco, que controla el grupo

Telefónica negocia con sus socios convertirse en el accionista mayoritario de Telco, la sociedad holding que controla Telecom Italia, según fuentes familiarizadas con la cuestión que cita la agencia Dow Jones.

La propuesta bajo discusión elevaría de forma inminente, antes de final de mes, la participación de Telefónica en Telco hasta el 70%, según la citada agencia. Para marzo, llegado el momento de la disolución de Telco, podría hacerse con el 100% de las acciones que controla la sociedad en Telecom Italia. Con ello, Telefónica se haría con un 22,4% de los derechos políticos y sería el primer accionista destacado.

Actualmente, Telefónica tiene en torno a un 46% de Telco, mientras que los socios financieros italianos (Generali, Sanpaolo y Mediobanca) tienen el otro 54%. Todos ellos sufren fuertes pérdidas en su inversión en acciones de Telecom Italia. Telco controla el 22,4% de las acciones con derechos políticos del grupo italiano, lo que le da a Telefónica una participación indirecta ligeramente superior al 10% de las acciones ordinarias y de algo más del 7% del total del capital.

El pacto de accionistas que une a los socios de Telco acaba antes de fin de mes y los diferentes socios han estado estudiando si prorrogarlo o disolverlo, lo que supondría que cada parte se quedase con sus acciones. También han estudiado una alternativa de un aplazamiento por seis meses para tratar de llegar a una solución definitiva.

Los socios financieros de la compañía son reacios a permanecer en el capital y según Dow Jones han estudiado la posibilidad de vender sus acciones a AT&T y América Móvil. Telefónica se encuentra ante un dilema. Si toma el control de Telecom Italia tendría que consolidar su deuda (cercana a los 29.000 millones de euros) y se encontraría problemas de competencia en Brasil y Argentina. Pero tampoco quiere renunciar a su influencia en la operadora italiana tras la fuerte inversión realizada y las cuantiosas pérdidas sufridas.

Los gestores de la empresa son partidarios de realizar una ampliación de capital para reducir el endeudamiento de la empresa. A Telefónica le convendría más que el grupo italiano vendiese activos, como su filial en Brasil, lo que además eliminaría el principal obstáculo para que Telefónica se hiciese con el control. La operadora italiana solo se ha mostrado por ahora dispuesta a vender torres de telefonía móvil, pero eso apenas reduce el problema.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50