El crédito a las empresas agudiza su desplome y cae a mínimos desde 2006

La financiación desde la banca española a las sociedades baja en julio a 677.431 millones El saldo vivo de los préstamos a las familias también retrocede hasta los 807.446 millones Solo aumenta el crédito concedido desde las entidades extranjeras

El crédito a las empresas agudizó su contracción en julio, mes en el que el dinero prestado desde las entidades españolas a las sociedades para financiar su actividad y mantenerse en marcha cayó hasta los 677.431 millones de euros, un mínimo desde agosto de 2006 y un 9,8% inferior al nivel de hace un año. Nunca en toda la serie histórica del Banco de España, que arranca en 1995, se había registrado un ritmo de caída igual. Con respecto a los máximos de 2009, cuando el crédito superaba ampliamente los 950.000 millones, el recorte aumenta hasta el 29%.

Teniendo en cuenta a las entidades extranjeras, la financiación a las empresas se sitúa en 1,08 billones de euros, lo que representa un descenso del 6,3% con respecto a julio de 2012. Este descenso ha tenido lugar por el tirón a la baja del crédito concedido desde la banca española. Por el lado contrario, la inversión del exterior en España para este fin ha aumentado en 39.000 millones en lo que va de año, en línea con el regreso del capital extranjero que recoge la balanza de pagos en este periodo.

Más información

Aunque el recorte del crédito, que también se puede leer como nivel de deuda, es una condición indispensable para corregir los desequilibrios que tumbaron a la economía española, el exceso de celo a la hora de cerrar el grifo también ha agravado la recesión.

En cuanto a la financiación a las familias, los datos del Banco de España de julio tampoco arrojan ningún cambio en la tendencia negativa de los meses precedentes. Según esta estadística, el crédito a los hogares cayó un 4,2%, hasta los 807.446 millones, un mínimo desde antes del inicio de la crisis —marzo de 2007— y también un ritmo de contracción sin precedentes en la serie histórica. 

El recorte se debió, principalmente, al descenso del préstamo para vivienda. Así, el saldo vivo de la deuda hipotecaria de las familias descendió un 4,5%, hasta los 621.157 millones de euros. Estos créditos suponen el 76,9% del endeudamiento total. Por su parte, la deuda por créditos al consumo bajó un 4,9% en tasa interanual y se situó en 183.237 millones de euros.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50