Otro revolcón en la telefonía

El mercado de la voz móvil por Internet moverá 24.000 millones de euros en 2015

Las redes 4G y los 'smartphones' eliminarán las barreras a la telefonía móvil por Internet.
Las redes 4G y los 'smartphones' eliminarán las barreras a la telefonía móvil por Internet. Dado Ruvic (Reuters)

Quedar con la familia o con amigos residentes en otros países para hablar gratis por Skype desde el ordenador va pasar al olvido. Skype, Viber, Line y otras aplicaciones de telefonía por Internet (denominada VoIP) rompen las ligaduras al ordenador para hacerlo desde el móvil, y ya funcionan en cientos de millones de smartphones a pesar de la mala calidad ofrecida por las actuales redes 3G. La cuarta generación de redes móviles 4G resuelve el problema porque da calidad suficiente para hablar sin interrupciones. Los operadores las están construyendo, y su generalización provocará el estallido del uso de las aplicaciones de VoIP para hablar gratis por el móvil, asegura la consultora Gartner. Un mercado que alcanzará los 24.000 millones de euros en 2015, según Frost & Sullivan.

Skype, la vía más popular para hablar por Internet a través del ordenador, con más de 300 millones de usuarios, ha dado el salto al móvil. “Más de 100 millones de personas utilizan Skype desde un dispositivo móvil. Nuestra aplicación está instalada en aproximadamente uno de cada tres iPads, uno de cada cuatro iPhones, uno de cada cinco Android y uno de cada tres Windows Phone”, informa el portavoz de Skype desde su central de Palo Alto (California).

Microsoft vislumbró este mercado y compró Skype en mayo de 2011 por 5.920 millones de euros. La aplicación de Skype para el móvil permite hablar gratis con un usuario que también la tenga, pero la empresa cobra 0,022 euros al minuto cuando se habla con un móvil que carece de ella y paga parte del precio a los operadores por usar su red de voz móvil. Los usuarios de Skype hablan más de 2.000 millones de minutos al día, y una parte de ese tiempo será de pago según se vaya trasladando al móvil.

Juniper Research predice que 1.000 millones de personas usarán aplicaciones de VoIP para hablar por el móvil en 2017. “La voz móvil perderá su valor y será gratis, tal y como ha sucedido con la voz fija”, asegura Jorge Pérez, catedrático de ETSI Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid. La idea de hablar gratis abre las puertas de un sustancioso mercado. Las aplicaciones de VoIP móvil necesitan una tarifa plana de datos para funcionar, y cuando desde ellas se llama a un móvil sin aplicación o tarifa plana de datos cuesta dinero. Aun así, “la VoIP móvil abarata hasta en un 90% las tarifas internacionales de los operadores convencionales, el mercado internacional se convertirá en el gran mercado de la VoIP móvil”, asegura Alex Bryszkowski, ceo del operador móvil virtual (OMV) Movizelia.

La llamada internacional es el último reducto de los operadores. En España movió 646 millones de euros durante 2012. El mercado crece en consumo, pero cae en facturación por el abaratamiento de las tarifas. Los operadores especializados en llamadas internacionales y los operadores móviles virtuales lo erosionan con precios a la baja gracias a la VoIP, y esta dinámica irá en aumento.

Unos 1.000 millones de personas usarán aplicaciones  para hablar por el móvil en 2017
Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Movizelia lanza en julio una aplicación para hablar gratis con VoIP móvil que rebajará las tarifas de Skype. También lo hace Fonyou, otro operador móvil virtual con una aplicación de VoIP pensada para los expatriados que llaman a familiares que carecen de Internet. “Nuestro modelo de negocio no son las comunicaciones gratuitas entre aplicaciones”, asegura Pere Cals, jefe de producto de Fonyou.

La VoIP móvil abrirá muchos negocios de nicho. Hoy es un mercado inmaduro porque “las redes 3G obligan a estar quieto en un lugar con buena cobertura para utilizar Skype sin que la voz salga distorsionada o haya retardos en la conversación”, explica Antonio Gil de Gómez, socio de Peoplecall. Su reciente aplicación para llamar al extranjero por 0,05 euros el minuto mezcla la voz móvil tradicional entre los usuarios con un sistema automático de rellamada para unirlos por redes fijas de VoIP. “Cuando comprobemos la calidad de las redes 4G, decidiremos si lo cambiamos”, puntualiza Gil de Gómez. Orange, Vodafone y Jazztel han empezado a comercializar el servicio 4G en ciudades españolas, igual que otros operadores europeos. En un par de años, el Viejo Continente estará cubierto por completo, pero queda un último problema por resolver.

Los operadores tradicionales sufrirán una catarsis. “Quienes no lo hagan perderán las llamadas internacionales en el móvil, igual que perdieron los ingresos por SMS tras la aparición de WhatsApp”, asegura el portavoz de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, el regulador español. “Los operadores tradicionales deberán ver la VoIP móvil como una oportunidad porque utilizan las redes de datos, y con sus tarifas recuperarán parte de los ingresos perdidos por la voz internacional”, añade Marta Muñoz, research director de telecomunicaciones para EMEA de IDC.

El operador nórdico TeliaSonera ha encarecido las tarifas de datos móviles para compensar la situación. “El aumento de los ingresos por datos no compensará las pérdidas por la voz internacional, pero los operadores móviles han trabajado con unos márgenes muy amplios en las llamadas de voz y ahora deberán bajarlos”, puntualiza Marta Muñoz, que les aconseja tener una aplicación de VoIP propia para competir con Skype.

Quizá sea demasiado tarde. Telefónica lanzó TU Me hace poco más de un año, una aplicación de VoIP que solo se ha descargado en medio millón de móviles desde la tienda de Android a pesar de estar también disponible en la App Store y en cinco idiomas. ¿Quién se va a descargar Tu Me cuando Skype, Veber o Line están en cientos de millones de móviles? Joyn, la solución de varios operadores tradicionales para contrarrestar el poder de WhatsApp, llegó demasiado tarde. “Las empresas de telecomunicaciones sufrirán más si no trabajan más para monetizar las oportunidades de datos del futuro”, predice Ryan Heath.

La solución podría ser tomar la mano tendida por Skype. Un portavoz de la compañía asegura que “Skype en los smartphones complementa los servicios móviles existentes. Supone una oportunidad para los operadores porque impulsará la adopción del Internet móvil, y de sus planes de datos para hacer más cosas como las videollamadas”.

De hecho, Skype tiene alianzas estratégicas de colaboración con operadores líderes como Verizon, KDDI, Telus, Qtel, Telkomsel y 3 (en Reino Unido y Australia).

Malestar en las operadoras

“Los operadores tradicionales zancadillean el uso de la VoIP móvil y llegan a prohibir el uso de estas aplicaciones en sus contratos de datos más económicos porque priorizan sus ingresos sobre el beneficio al cliente”, denuncia Meinrad Spenger, consejero delegado del operador móvil virtual Más Móvil. Un estudio de la consultora Frost & Sullivan añade que tres de cada cuatro operadores europeos restringen el uso de las aplicaciones de VoIP. Las autoridades de la Unión Europea luchan contra estas prácticas. “Vamos a proponer prohibir el bloqueo y estrangulamiento de Skype en el paquete sobre el mercado único de las telecomunicaciones de septiembre”, asegura Ryan Heath, portavoz de la comisaria europea de agenda digital, Neelie Kroes. “Queremos preservar un Internet abierto, pero los operadores de VoIP también deben tener cuidado con sus reclamaciones porque se benefician de una legislación más liviana que les abstiene, por ejemplo, de dar el servicio de emergencia 112 que deben proporcionar los operadores de telecomunicaciones”. 
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS