Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IAG pierde 503 millones el primer semestre pero endereza sus cuentas

Iberia, en pérdidas pese a que su grupo entró en beneficios el segundo trimestre y British Airways duplicó su resultado operativo

Fachada de la sede central de Iberia en Madrid
Fachada de la sede central de Iberia en Madrid EFE

IAG, el holding de aerolíneas formado por Iberia, British Airways y Vueling, perdió entre enero y junio 503 millones de euros. Sin embargo, este viernes sus ejecutivos decidieron ver el vaso medio lleno: es cierto que los resultados del semestre arrojan pérdidas un 155% superiores; sin embargo, durante el segundo trimestre el negocio levantó el vuelo. Entre abril y junio el conglomerado logró ganancias por valor de 127 millones de euros. La mejora del precio del petróleo, del mercado de divisas y el ahorro de costes, señala la empresa, han propiciado este vuelco. Aun así, en las cuentas sigue habiendo un farolillo rojo: Iberia. La compañía española todavía está en pérdidas y los gestores advierten de que mientras no mejore su competitividad, su crecimiento quedará paralizado.

También los inversores decidieron ver la fotografía de la segunda mitad del semestre, la que incluye beneficios y un resultado de explotación de 245 millones de euros, frente a las pérdidas de cuatro millones en 2012. Los títulos de IAG subieron en Bolsa un 7,10%, hasta los 3,65 euros por acción. Según el consejero delegado de la compañía, Willie Walsh, a su favor ha jugado entre abril y junio una especie de tormenta perfecta positiva que, incluye además de a los tipos de cambio y precios del petróleo, el ajuste de plantilla en Iberia. Entre junio de 2012 y junio de 2013 cuenta con 1.865 trabajadores menos. “Los beneficios derivados de la reestructuración están empezando a notarse”, dijo este viernes Walsh.

Iberia, sin embargo, está todavía lejos del equilibrio. Mientras British Airways registró el segundo trimestre un resultado operativo de 210 millones de libras (241 millones de euros, el doble que un año antes), Iberia en el mismo periodo registró pérdidas operativas de 35 millones, un 58% más.

“Iberia redujo su capacidad en el primer trimestre y, tras la puesta en marcha de la propuesta del mediador en el segundo trimestre, los costes empezaron a disminuir”, explicó Walsh. El ejecutivo hacía referencia así al duro proceso de negociación que han mantenido con los trabajadores para aplicar su plan de despidos, así como a la eliminación de rutas no rentables durante este semestre. Pese a que ese expediente de regulación de empleo (ERE) les ha permitido recortar 1.700 empleos hasta junio y va a afectar a otros 2.400 antes de final de año, la empresa advierte de que falta mucho por recortar en Iberia. “No solo se trata de un problema de sueldos, también de productividad. Porque sus costes son desproporcionados con respecto a otros competidores”, explicó sin paños calientes Enrique Dupuy, responsable de finanzas de IAG.

Hasta que Iberia no sea rentable, la cúpula de IAG no permitirá que Iberia crezca. “Tiene que volver a ganar dinero. Es importante que presente un proyecto rentable antes de optar a planes que suponen un dineral”, señaló Dupuy, con referencia a las futuras compras de aviones que realizará el grupo. Mientras que British Airways tiene ya asegurados pedidos de nuevos aparatos, la antigua aerolínea de bandera española no los tendrá asegurados hasta que mejore sus resultados. Tampoco se estudian, de momento, ampliaciones en la oferta de asientos de Iberia. Para eso, insistió Dupuy, es esencial “asegurarse de que crecer significará más ganancias, no más pérdidas”.

IAG propondrá a Enrique Dupuy como consejero de la compañía

El Consejo de Administración de IAG ha anunciado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que propondrá el nombramiento de Enrique Dupuy de Lome Chávarri como consejero ejecutivo de la sociedad en la próxima junta general de accionistas.

Dupuy fue nombrado hace año y medio director financiero (CFO) de IAG, tras más de 20 años con el mismo puesto en Iberia. Además, el Consejo también ha acordado nombrar al consejero Alberto Terol como nuevo miembro de la Comisión de auditoría y cumplimiento. Como resultado de este nombramiento, la Comisión quedará presidida por Kieran Poynter y como vocales estarán Patrick Cescau y James Lawrence, a los que ahora se sumará Terol.

“Estamos negociando con los sindicatos para que nos ayuden a llegar a un acuerdo que asegure que la compañía mejora en sus costes, para ir más allá en cuanto a cambios estructurales y a mejorar en productividad”, añadió ante los analistas Luis Gallego Martín, consejero delegado de Iberia. Dupuy, por su parte, negó que esperen nuevos conflictos como los que acabaron en una batería de huelgas y paros el pasado mes de febrero. “No esperamos ningún otoño caliente”, aseguró. “Creemos que va a imperar el sentido común”, zanjó.

La otra cara de la moneda de IAG es Vueling. La compañía, recién incorporada al conglomerado (tras una opa de exclusión, más del 97% ha quedado en manos del holding de Iberia) ha contribuido con 27 millones netos al resultado trimestral del grupo. Alex Cruz, su consejero delegado, señaló que mantendrán su estrategia, concentrado en el tráfico europeo y, en especial, su base de Barcelona, y con vistas al año próximo, adelantó, inaugurarán nuevas bases, aunque no concretó su ubicación.