Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

BFA-Bankia cumple los objetivos y gana 428 millones en el primer semestre

Bankia mejora los márgenes en el segundo trimestre y comienza a recuperarse

BFA destina 525 millones para pagar el arbitraje de las preferentes

Dirigir una entidad menguante en una economía deprimida (mientras se venden oficinas, se reduce plantilla y se recorta la cartera de créditos) no es lo más fácil para ganar dinero. Sin embargo, Bankia lo está haciendo.

El truco es tocar muchos palillos a la vez, aprovechando la inyección de capital recibido y la experiencia del equipo directivo, que recurre a utilizar la deuda pública para obtener margen financiero, vender participadas (como IAG), recuperar provisiones realizadas y sacar más de margen a los clientes, entre otras medidas.

Con este camino, Bankia obtuvo un beneficio neto de 192 millones en el primer semestre del año, mientras que su matriz, Banco Financiero y de Ahorros (BFA) ha ganado 428 millones en el acumulado hasta junio. Estas cifras permiten mantener el objetivo de ganar 800 millones de euros en 2013 y elevar los ratios de capital.

“El plan es devolver las ayudas del Estado” que ascendieron a 22.242 millones, “en el menor plazo posible. El objetivo es la vuelta a la rentabilidad”, comentó este jueves José Sevilla, director general de la Presidencia y número dos de la entidad. Y lo resumió: “Estamos contentos por los resultados, pero queda mucho partido por delante hasta final de 2015”.

Los 428 millones de beneficio llegan tras las pérdidas récord de 19.506 millones de 2012. El resultado no incluye el efecto del canje de preferentes y subordinadas, como estaba previsto, ha generado 1.795 millones de capital. De esta cantidad, Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia, ha dotado ya en el segundo trimestre 525 millones de euros para financiar la devolución de la inversión a los clientes a los que se les vendieron incorrectamente. Según Sevilla, el pago de todos los arbitrajes pendientes, al que se han acogido el 77% de los 300.000 clientes, exigirá cantidades adicionales de dinero.

No obstante, Bankia cree que lo podrá pagar todo con el capital extra generado. Por eso dicen que el arbitraje no tendrá efectos en el capital de Bankia, la entidad cotizada, porque lo financia BFA.

En cuanto a la evolución del negocio bancario, el margen de intereses de Bankia alcanzó los 1.092 millones, un 35,9% menos que un año atrás, “si bien el descenso es inferior al del primer trimestre”, lo que le hace ver brotes verdes a la entidad. “El empuje de la exportación, la mayor inversión en actividad productiva, así como el incremento en la venta de pisos —de los que el 30% se han pagado al contado—, y el mayor consumo que se refleja en el uso de las tarjetas, nos hace ver luz al final del túnel, por primera vez desde la segunda mitad de 2007”, comentó Sevilla en rueda la rueda de prensa celebrada en Valencia.

No obstante, los márgenes de la cuenta de resultados siguen cayendo respecto a diciembre de 2012. El negocio de pedir prestado en el BCE y comprar deuda pública (algo que siempre agrada al Gobierno) ha sido un impulso al margen financiero. También se ha recuperado el margen que obtienen con los clientes en el negocio tradicional, aunque el crédito sigue cayendo. “Hasta final del año o 2014 no se recuperará de forma clara”, advirtió Sevilla. Los préstamos han caído un 6% y los recursos de clientes un 11,6%. A la vez, la caída de los gastos, tras el cierre de 666 oficinas, también mejoró las cuentas.

El ratio de morosidad ha subido hasta el 13,4% porque los dudosos han caído menos que los créditos. La entidad asegura que la mitad de la cartera de créditos calificados como morosos “son subestándar, es decir, están al corriente de pago, pero los provisionamos por prudencia”, dijo Sevilla.

La rentabilidad sobre recursos propios (ROE) está situada alrededor del 8%. Y la obsesión sigue siendo fortalecer el balance, para que el submarino se convierta en un barco estable.