Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alas para Técnicas Reunidas

La empresa de ingeniería acumula cifras récord en su cartera de contratación

Técnicas Reunida realiza proyectos para el transporte de petróleo y gas
Técnicas Reunida realiza proyectos para el transporte de petróleo y gas

Técnicas Reunidas (TR) navega los siete mares y sigue llenando la bodega de contratos y adjudicaciones —en el último mes y medio se ha hecho con dos proyectos petroquímicos de elevado presupuesto en Turquía y en Bélgica—. Es una de las escasas compañías que cotizan en el Ibex 35 que está saliendo bien parada en la travesía de la larga crisis económica y financiera mundial. Las cifras así lo dicen. Desde el 31 de diciembre de 2007 al 31 de diciembre de 2012 ha incrementado en un 32% sus ventas, en un 26,3% sus beneficios y en un 53% su caja neta. En este tiempo TR no ha variado sustancialmente su rumbo ni su velocidad de crucero, y cuenta hoy, a ojos de muchos analistas, con buenas perspectivas de negocio para el segundo semestre y para el próximo ejercicio de 2014.

El grupo de ingeniería, que paga este jueves un dividendo bruto de 0,72 euros por título a sus accionistas, contaba a cierre de marzo con una cartera récord de 6.616 millones de euros, un 35% más que a la conclusión del primer trimestre de 2012, que le aseguraba ya entonces —sin contar los contratos logrados posteriormente— casi tres años de facturación. Además, dispone de una holgada caja neta, 728 millones de euros (un 15% más que la contabilizada un año antes), que pone de manifiesto, en opinión de los analistas de Renta 4, una “solida posición financiera” y que es “importante para obtener buenas condiciones de los proveedores y mejorar la ejecución de proyectos”.

Los analistas, en general, destacan también su “acertada” estrategia de diversificación de actividades y geográfica. El 99,9% de la contratación de TR al término del primer trimestre correspondía a proyectos internacionales, radicados sobre todo en Oriente Próximo (32%), América Latina (27%), Europa (26% con la inclusión de Rusia y Turquía), y resto del mundo (15% con la presencia de Australia y Canadá). El mercado español tiene hoy una presencia testimonial (0,1%) en su cartera.

El 99,9% de sus contratos llegan del exterior. Su cartera española es mínima

Por otra parte, al cierre del primer trimestre, TR incrementó casi un 11% sus ventas netas totales sobre igual periodo de 2012, pese al mal comportamiento de sus divisiones de Generación de Energía, que redujo su facturación un 43% por un menor número de adjudicaciones y por un aplazamiento a petición del cliente de un proyecto para una central de ciclo combinado en Hungría, y de Infraestructuras e Industrias, que registró un recorte del 22%. Pero las ventas vinculadas a la división de Petróleo y Gas, que le aportan 9 de cada 10 euros de facturación, crecieron casi un 19%.

Técnicas Reunidas, que ha incrementado en el primer trimestre de este año un 7,8% su beneficio neto y en un 6,7% su resultado bruto de explotación, confía, según ha dicho a los analistas, en la fortaleza de su negocio en los próximos meses y en 2014. Sostiene que existen buenas expectativas en cuanto a la inversión mundial en el sector energético.

Algún analista menciona además en sus informes, en relación con las expectativas de la ingeniería, que se espera un fuerte incremento mundial —de casi un 40% entre 2010 y 2020— en la demanda de instalaciones de ácido nítrico y de nitrato amónico, y recuerda que solo dos compañías, Uhde y TR, disponen de tecnología propia para construir estas plantas y que la española es la única que ofrece para las mismas al cliente los proyectos llave en mano.

Tres grandes contratos, uno en el primer trimestre y dos en el segundo, están dando continuidad al fuerte incremento de la cartera de pedidos de TR en el ejercicio pasado.

El primero, de mediados de febrero, ha sido la adjudicación a la ingeniería española de un contrato de 1.100 millones de euros para la construcción de una instalación de refinado de gasóleo para la petrolera rusa Lukoil, la segunda mayor de ese país, en Volgogrado. La planta tendrá capacidad para producir 2,4 millones de toneladas de diésel Euro 5, el estándar utilizado en la Unión Europea.

El segundo gran contrato de este año, obtenido en la segunda quincena de mayo, corresponde a la adjudicación a TR dentro de un consorcio de empresas del proyecto de construcción y puesta en marcha de una refinería en Turquía, en la ciudad de Aliaga, a 630 kilómetros de Ankara, por un importe de 1.100 millones de dólares (unos 860 millones de euros). Es el noveno contrato que logra la compañía española en este país, que considera estratégico. TR se ha hecho casi con una tercera parte del presupuesto total (unos 2.740 millones de euros) previsto para esta nueva refinería.

Hace escasamente un mes, la ingeniería española ha logrado un contrato, en la modalidad “llave en mano” y por un valor aproximado de 300 millones de euros, para reformar una refinería de la petrolera Total en Amberes (Bélgica).

En 2013 se ha hecho ya con tres grandes proyectos en Rusia, Turquía y Bélgica

Técnicas Reunidas está pendiente además, según ha dicho a los analistas, de la próxima resolución de un contrato por unos 400 millones de euros en Canadá y de la conversión del proyecto Talara (un contrato de modernización de la refinería peruana estimado en 530 millones de euros) que se encuentra en fase de “libros abiertos” (Open Book Estimate).

Datos y expectativas que han llevado a muchos analistas —los de Carax-AlphaValue, Bankinter, Link Securities, Renta 4 o Natixis, entre otros—, no a todos, a mejorar o mantener sus recomendaciones sobre TR y los precios objetivos que otorgan a sus acciones. “Es uno de nuestros valores favoritos”, dicen en Capital Bolsa, porque tiene “una visibilidad elevada gracias a la fuerte posición en nichos de mercado y a su cartera de pedidos”, por su balance saneado con posición neta de caja, por la rentabilidad que ofrece por dividendo cercana al 4%, y por su fuerte “presencia internacional”.

Los expertos norteamericanos de Citi, sin embargo, creen que no es momento de comprar sus acciones, porque su cotización actual limita las expectativas de revalorización, aunque no regatean elogios a los fundamentales de la compañía. Destacan en Técnicas Reunidas: su alta rentabilidad y sus márgenes de Ebitda estables; su perspicacia en la ejecución de proyectos, especialmente en los complejos con alto riesgo, y su balance sólido y su generación de flujo de caja.

Sus colegas de Morgan Stanley, por el contrario, se muestran más duros con Técnicas Reunidas y han decidido mantener una recomendación de infraponderar con un precio objetivo de 36 euros, porque creen que la española está teniendo un crecimiento de los ingresos menos favorable que el de compañías comparables, porque les preocupa su crecimiento a medio plazo dada la alta concentración que tiene en el área de downstream onshore (refino, petroquímica, transporte, comercialización), y porque tiene peor ecuación rentabilidad-riesgo que otras compañías.