Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sareb sale al rescate de Realia

Entra como accionista para evitar que otra quiebra lastre su plan de negocio

Ignacio Bayón, presidente de Realia.
Ignacio Bayón, presidente de Realia.

Sareb se ha convertido en el máximo acreedor de varias inmobiliarias que han entrado en concurso de acreedores, entre ellas Reyal Urbis y Renta Corporación. Y no parece que la práctica se vaya a generalizar para evitar que el plan de negocio del banco malo se vea afectado. Realia iba a ser la siguiente en asumir su insolvencia por una “deuda insostenible a largo plazo”, como reconocía ayer su presidente Ignacio Bayón, antes de la junta general de accionistas.

 

Para evitarlo, en esa junta se aprobó un aumento de capital por compensación de casi 115 millones de un crédito concedido por FCC y Caja Madrid (Bankia). Operación suscrita a partes iguales tanto por la constructora presidida por Esther Alcocer Koplowitz como por la Sareb, titular final tras el traspaso de activos realizado el pasado mes de diciembre desde Bankia.

De esta manera, FCC aumenta su participación en Realia del 27,6% al 33,6% y la sociedad presidida por Belén Romana aunará el doble papel de ser máximo acreedor, con casi 400 millones, y accionista de control con un 8,87% del capital. En Realia, están encantados con esta operación. “Si la Sareb convierte en capital su crédito participativo, bienvenido sea”, señalaba Bayón antes de la junta.

Se trata del primer paso para alcanzar un acuerdo de refinanciación para los cerca de 850 millones de deuda ligada al negocio residencial, aplazado en tres ocasiones y ahora se fija el 30 de septiembre como nueva fecha de referencia. “Esperamos concluir las negociaciones con el sindicado antes de que acabe el mes de julio”, confiaba Bayón.

En el tira y afloja para alcanzar un nuevo acuerdo, el punto clave pasa por las garantías adicionales que los bancos acreedores van a pedir, que pasarían por quedarse con los activos patrimoniales caso de que el negocio residencial siga sin levantar el vuelo. Algo que se trata de activar. “Más de un banco nos ha comentado su interés en financiar crédito para compra de vivienda”, asegura el presidente de Realia.

Otra vía de obtención de recursos con la que pagar la deuda residencial sería vender activos patrimoniales. En este sentido, Bayón reconocía, por una parte, que “no tiene mucho sentido la desinversión patrimonial. No queremos liquidar la compañía”, aunque los inversores solo preguntan por estos activos. “No tienen ningún interés en comprar suelo en España”, remataba.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >