Francia imputa al banco suizo UBS por organizar la evasión fiscal

La acusación es por blanqueo y por haber autorizado a sus comerciales en Francia a invitar a clientes a sacar su dinero del país

La justicia francesa ha imputado este viernes al principal banco suizo UBS por haber puesto en marcha un sistema de evasión fiscal mediante la captación de residentes franceses a los que se incitaba a abrir cuentas en el extranjero.

Fuentes judiciales confirmaron hoy que la acusación es por blanqueo y por haber autorizado a sus comerciales en Francia a invitar a clientes a sacar su dinero del país, lo que violaría la legislación.

También se reprocha a la Union de Banques Suisses (UBS), que ha quedado bajo el estatuto de "testigo asistido", tener una doble contabilidad para ocultar las transferencias de dinero entre Francia y Suiza, algo que habían puesto en evidencia denuncias de antiguos empleados.

Los jueces instructores Guillaume Daïef y Serge Tournaire, que impusieron una fianza de cerca de 2,9 millones de euros, ya habían previamente inculpado a la filial francesa de la entidad helvética, en el marco de la misma investigación.

Dos directivos de UBS en Francia estuvieron arrestados a finales de mayo, sospechosos de enviar a Suiza dinero de ricos residentes franceses. Se trataba de la encargada de clientes con grandes fortunas y del responsable de sucursales en varias ciudades francesas.

Daïef y Tournaire trabajan desde hace más de un año para determinar si la entidad suiza derivaba hacia el extranjero, infringiendo la normativa fiscal los fondos que captaban de personas adineradas en Francia.

El origen del sumario fue un informe de la autoridad de supervisión bancaria que puso en evidencia la existencia de una contabilidad secreta de UBS en Francia.

En concreto, los directivos de la entidad habían elaborado repertorios de cuentas no declaradas abiertas en Suiza, en los que aparecen varios cientos de personas sospechosas de tener una cuenta en Suiza, lo que debe dar lugar a verificaciones por parte de la Administración fiscal francesa.

UBS indicó que desde 2009 ha tomado medidas, que "no tolera ninguna actividad tendente a ayudar a clientes a sustraerse a sus obligaciones fiscales" y que tiene intención de "seguir cooperando" con las autoridades francesas.

Un caso similar de UBS descubierto en Estados Unidos llevó a que Suiza aceptara la apertura de negociaciones con Washington sobre el intercambio de informaciones bancarias.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción