Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
URUGUAY INTEGRACIÓN

Astori apuesta por la Alianza del Pacífico y denuncia "inacción" del Mercosur

El vicepresidente uruguayo, Danilo Astori. EFEArchivo Ampliar foto
El vicepresidente uruguayo, Danilo Astori. EFE/Archivo EFE

El vicepresidente de Uruguay, Danilo Astori, defendió hoy la intención de su país de incorporarse a la Alianza del Pacífico, el bloque formado por México, Colombia, Chile y Perú, tras denunciar el actual estado de "inacción" del Mercosur.

"Hoy somos Estado observador, pretendemos llegar cuanto antes a Estado candidato a miembro pleno y ojalá pueda darse lo antes posible la calidad de miembro pleno para Uruguay", dijo Astori, que preside también el Parlamento de su país, en una entrevista con Efe.

Según el vicepresidente, que representó a Uruguay en la última cumbre de la Alianza del Pacífico en la ciudad colombiana de Cali a fines de mayo, el objetivo de ese plan es "diversificar aún más la inserción internacional de Uruguay, un país físicamente pequeño pero con un gran potencial".

La pequeña nación sudamericana, de 3,3 millones de habitantes, ve en ese bloque "un proyecto con mucha potencial integracionista" porque los países que lo componen son "muy abiertos" y "tienen una cobertura de relaciones con el exterior que es muy amplia", explicó.

Además, esas naciones "apuntan a la región que es el principal factor de la correlación de fuerzas mundiales, Asia Pacífico".

Astori remarcó que el 38 por ciento del comercio global de Uruguay es con ese bloque y "con los países no americanos del Pacífico, un "cifra sin duda muy alta".

Recordó además que Uruguay ya tiene un acuerdo de libre comercio bilateral con México y otros con Colombia, Chile y Perú a través del Mercosur, el bloque formado también por Argentina, Brasil, Venezuela y Paraguay (este último suspendido).

Por eso, dijo estar "absolutamente en desacuerdo" con unas declaraciones recientes del alto representante de Brasil en el Mercosur, Iván Ramalho, según el cual ese último grupo solamente puede "negociar en bloque" con la Alianza del Pacífico.

"Uruguay es un país soberano que puede definir por sí mismo su política de inserción internacional", le respondió el político del izquierdista Frente Amplio.

El vicepresidente reconoció que "para Uruguay el Mercosur es imprescindible porque todo país tiene que comenzar por estar integrado con sus vecinos", pero tampoco puede "ignorar la realidad", que demuestra "la imposibilidad" de ese bloque "de tener políticas económicas comunes".

Como ejemplo puso la situación generada por el mercado paralelo del dólar en Argentina, una "decisión soberana" del Gobierno de Cristina Fernández, pero que está generando una distorsión no solo en la nación vecina, sino también en Uruguay.

Astori recordó que el pacto fundacional del Mercosur, el Tratado de Asunción (1991), era "muy ambicioso", porque "no solo preveía una zona de libre comercio y unión aduanera, sino también mercado común", pero la realidad dos décadas después es muy distinta.

"Al mercado común nunca llegamos, la unión aduanera está totalmente destrozada y la zona de libre comercio tampoco funciona porque no hay libre tránsito de bienes y de servicios. El Mercosur está en un estado de inacción prácticamente total", remató.

Como ha dicho en varias ocasiones este año, reiteró que las relaciones de Uruguay con Argentina "están en su peor momento" en años desde el punto de vista comercial, económico y de cooperación en infraestructuras.

"Esto no significa en absoluto confrontar con Argentina, significa reconocer una realidad" en la que "el único camino" para "responder a esta situación no es pelearse sino seguir trabajando, pero que no se impida a Uruguay buscar otras posibilidades", advirtió.

Según la CEPAL, los cuatro miembros de la Alianza del Pacífico superaron la media de crecimiento regional en 2012, de 3 %, al crecer a un ritmo del 5 %, mientras los cinco miembros del Mercosur crecieron por debajo del 3 %.

Por último Astori detalló que la cumbre del Mercosur que debía celebrarse el 28 de junio en Montevideo se celebrará en agosto, "probablemente" tras la investidura del nuevo presidente paraguayo, Horacio Cartes, el día 15.

"Se pretende que haya una situación institucional mejor a la actual, por supuesto con la incorporación de Paraguay y al mismo tiempo la aceptación de Paraguay respecto al ingreso de Venezuela", relató.