Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos sanciona a la petrolera Total por pagar sobornos en Irán

La fiscalía francesa pide procesar al presidente de la compañía por presunta corrupción

El director ejecutivo de la petrolera francesa Total, Christophe de Margerie. EFEArchivo Ampliar foto
El director ejecutivo de la petrolera francesa Total, Christophe de Margerie. EFE/Archivo EFE

El regulador del mercado bursátil en EE UU y el Departamento de Justicia han sancionado a la petrolera francesa Total con una multa combinada de 398 millones de dólares (310 millones de euros), tras acusarle de haber creado una trama que le permitió sobornar a funcionarios iraníes para así hacerse en los años 1990 con contratos para la explotación de sus recursos energéticos.

La SEC, equivalente a la CNMV española, explica que la sociedad francesa hizo todo lo que pudo para cubrir la naturaleza ilícita de los pagos, utilizando intermediarios como asesores y trucando la contabilidad. Además, señala que Total no contaba con un sistema de control interno, como exige la legislación contra los sobornos a las empresas cotizadas en Wall Street.

De la sanción total, 153 millones de dólares corresponden a la SEC y los 245 millones restantes al Departamento de Justicia. En la nota, junto al anuncio se explica que Total pagó 60 millones a estos agentes, para así obtener “valiosos” contratos para la explotación de gas natural y de petróleo en Irán. La SEC cifra en más de 150 millones el beneficio que obtuvo gracias a la trama.

Con esta sanción, en EE UU dan carpetazo a la investigación y finaliza el proceso abierto por la vía criminal contra los ejecutivos de la petrolera. No es el caso del procedimiento en Francia, donde el fiscal de la República pide ahora el procesamiento del presidente de la sociedad, Christophe de Margerie, por violar la legislación francesa con estas prácticas que considera corruptas.

El principal ejecutivo de Total fue interrogado en 2007 por la brigada financiera por sospechas de presunta corrupción en la obtención por la petrolera de un contrato de gas en Irán entre 1990 y 2000 y de otro de explotación de petróleo en Camerún.

La justicia francesa abrió entonces una investigación sobre presuntas irregularidades en el contrato firmado en 1997 por Total con la empresa nacional petrolera iraní NIOC para la explotación de un campo de gas conocido como South Pars.