Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA ficha a González-Páramo como consejero de regulación

Será responsable de las relaciones con autoridades europeas

El exconsejero del BCE, José Manuel González-Páramo.
El exconsejero del BCE, José Manuel González-Páramo.

José Manuel González-Páramo (Madrid, 1958), el exmiembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), ha sido fichado por el BBVA. La entidad presidida por Francisco González ha anunciado hoy que se incorporará al grupo como consejero ejecutivo responsable de Regulación. Páramo, que dependerá directamente de González, también presidirá el consejo asesor internacional del grupo, de nueva creación.

El exconsejero del BCE —propuesto por Rodrigo Rato cuando era ministro de Economía— se encargará de las relaciones con las autoridades bancarias europeas, ahora que se está fraguando la unión bancaria. Este es un mundo que Páramo conoce muy bien porque estuvo en Fráncfort desde junio de 2004 hasta mayo de 2012, justo hace ahora un año, el periodo de incompatibilidad. Páramo también estuvo en el consejo de gobierno y de la comisión ejecutiva del Banco de España entre 1998 y mediados de 2006. Fue candidato a gobernador del Banco de España, puesto que no ocupó por la elección de Luis Linde. No está considerado como un hombre cercano al ministro de Economía, Luis de Guindos.

En la nota del BBVA, se destaca que cuenta con “más de 30 años de experiencia en el ámbito académico y financiero en instituciones públicas y privadas”. La llegada de José Manuel González-Páramo fortalece al grupo en un entorno en el que la regulación tiene cada día más importancia”, dijo Francisco González, presidente de BBVA. “Quiero agradecer profundamente a Enrique Medina su dedicación al Consejo de BBVA y su enorme generosidad, al presentar su dimisión como consejero de mayor edad”. Medina deja el consejo ya que está compuesto por 14 miembros, el máximo establecido.

Enrique Medina, miembro del consejo y de la comisión permanente desde 1998, continuará como consejero de BBVA Bancomer y como patrono de la Fundación BBVA.

Siempre ha sido fuerte defensor de la ortodoxia del BCE y ha reclamado austeridad a los Gobiernos, más capital a los bancos (incluso a costa de suprimir el dividendo), así como una profunda reforma laboral y una bajada de salarios para España. En octubre de 2011 dijo que “lo extraño es que con un 22% de paro un país no se levante socialmente”. Es catedrático de Economía de la Complutense de Madrid desde 1988.