Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘código antidesahucios’ rechaza dos de cada tres solicitudes en un año

En 894 casos de las 3.322 peticiones tramitadas los hipotecados consiguieron renegociar

298 solicitudes aceptadas acabaron en dación en pago y el resto, en reestructuración

Dos de cada tres solicitudes para acogerse al Código de Buenas Prácticas, que lanzó el Gobierno para las familias en riesgo de exclusión que se enfrentaban al desahucio, fueron rechazas. Este es el balance que se desprende de los datos enviados por el Ministerio de Economía sobre el primer año de funcionamiento del código. Al final, solo 894 personas pudieron lograr un pacto con su entidad, de los cuales 298 pactaron la dación en pago.

En total, 4.385 personas (o familias) pidieron acogerse a renegociar sus deudas con su entidad. De estas, 1.063 todavía no han sido tramitadas (el 24% del total). Del total que sí ha llegado ya al final de su evaluación (3.322 peticiones), 2.190 peticiones fueron denegadas por no cumplir los requisitos, es decir, que el 65,9% no han pasado la criba de Economía. De entre los admitidos, además, muchos hipotecados acabaron después desistiendo.

Para acogerse al código que permitía "flexibilizar" los pagos hipotecarios o encontrar una alternativa, hay que cumplir estrictas condiciones, como que todos los miembros de la familia estén en paro y que el precio de la vivienda no supere unos límites. Al final, de entre los que lo han intentado en un año, solo uno de cada tres ha cumplido los requisitos para acceder a negociar su situación con su entidad bancaria. En 594 casos se procedió a la reestructuración de la deuda, en otros 298 acabaron en dación en pago, en dos casos se aceptó una quita a la deuda. Pero además, 238 de los hipotecados que habían pasado la criba, "desistieron" de llegar al final, "sin que puedan determinarse las causas", señala Economía. Al final, de 3.322 peticiones tramitadas, los casos en los que el código sirvió para cambiar la situación del deudor se redujeron a 894.

El Código de Buenas Prácticas se puso en marcha en abril de 2012 y cuenta en la actualidad con 97 entidades adheridas, la práctica totalidad de las que tienen actividad hipotecaria en España, según destaca el Ministerio de Economía. La adhesión al código "es voluntaria por parte de las entidades financieras, pero una vez efectuada, el cumplimiento es obligatorio durante un plazo de dos años", subraya el departamento dirigido por Luis de Guindos.

En la evaluación del primer año de funcionamiento Economía repasa los motivos por los que denegaron la solicitud de un tercio de los hipotecados en problemas: "las denegaciones respondieron a que el préstamo o crédito no reunía los requisitos establecidos en la norma (45% de los casos), falta de entrega de la documentación (29,4%) o incumplimiento de los umbrales de renta o situación familiar para acogerse (21,55%)".

El Ministerio de Economía señala que en este último caso, el de los umbrales, se han revisado los criterios (han sido elevados en la modificación que acaba de ser aprobada por el Senado). "Con estas medidas, cabe esperar que el número de denegaciones baje de forma relevante ya el próximo trimestre", vaticina.

las condiciones para acogerse al plan eran estrictas: estar en el umbral de exclusión que exige que todos los miembros de la familia estén en paro (hay 1,5 millones); que las cuotas hipotecarias superen el 60% de los ingresos de la familia y que solo se posea una vivienda. El precio va en una escala que se inicia en los 200.000 euros como máximo en ciudades de más de un millón de habitantes hasta las poblaciones de menos de 100.000 habitantes, donde el límite son casas de menos de 100.000 euros. Los afectados no pueden tener rentas del trabajo o de actividades económicas. Los intereses moratorios no pueden ser superiores a 2,5 puntos sobre el tipo aplicado al préstamo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >