Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS CHIPRE

Anastasiadis pide un aumento de los fondos estructurales para Chipre

Varias personas ayer esperan en un cajero para retirar efectivo en una sucursal del banco chipriota ATM en Nicosia (Chipre). Ampliar foto
Varias personas ayer esperan en un cajero para retirar efectivo en una sucursal del banco chipriota ATM en Nicosia (Chipre). EFE

El presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis ha pedido a la Unión Europea un aumento de los fondos estructurales para su país, con el objetivo de afrontar mejor la crisis financiera.

El portavoz del Gobierno chipriota, Jrístos Stylianidis, informó hoy de que el presidente ha enviado varias cartas a los principales representantes de la Unión Europea y de sus instituciones en las que solicita ayuda de emergencia de estos fondos.

Stylianidis celebró hoy que el propio presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, haya valorado como "justo" un incremento de los fondos estructurales para Chipre.

"Hemos escuchado declaraciones similares por parte del comisario (de Asuntos Económicos) Olli Rehn que nos hacen pensar que hay una buena base para reclamar una ayuda adicional en beneficio de la economía chipriota", dijo Stylianidis.

Anastasiadis había adelantado el viernes que tenía previsto dirigirse por carta a los presidentes del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y de la Comisión Europea solicitando ayuda adicional "a la vista de la situación difícil en la que se encuentra el país tanto debido a la crisis económica como a las medidas impuestas por la troika".

Desde la reunión del Eurogrupo en Dublín, fuentes comunitarias recalcaron pocas horas después que Nicosia no había pedido que se aumentara el monto del rescate, que ya de por sí se ha incrementado en 5.500 millones de euros respecto a lo previsto inicialmente.

Cálculos efectuados por la Comisión Europea parten de la base de que del total de 23.000 millones de euros que necesita Nicosia para evitar la bancarrota, 10.000 millones provendrán de la troika, tal y como establece el acuerdo alcanzado en marzo, y los restantes 13.000 los deberá aportar el propio Estado chipriota, a través de recortes e impuestos.

El portavoz aludió también a declaraciones del gobernador del Banco Central de Chipre, Panikos Dimitriadis, quien en una entrevista desde Dublín aseguró que el Gobierno de Anastasiadis pretende minar la independencia del banco al decidir vender reservas de oro sin consultarle y adjudicarse la prerrogativa de nombrar del vicegobernador de la entidad emisora.

El portavoz del Gobierno emplazó a Dimitriadis a corregir estas acusaciones, de ser ciertas, y afirmó que esperaba que se tratase de un malentendido.

Stylianidis insistió en que la venta de oro es potestad exclusiva del banco central pero afirmó que la decisión de cambiar el método de nombramiento estaba en total concordancia con la Constitución chipriota.

Dimitriadis mantiene unas relaciones muy tensas con el Ejecutivo de Anastasiadis y en las últimas semanas han sido numerosos los encontronazos.

El Parlamento aprobó esta semana iniciar una investigación contra el gobernador del Banco Central, al que se acusa de haber ocultado información sobre la situación de los bancos.

Este hecho ha molestado al Banco Central Europeo cuyo presidente, Mario Draghi, en una carta enviada a Chipre manifestó su preocupación por el proceso iniciado en el Parlamento, que podría culminar en el despido de Dimitriadis.