Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los consumidores, ligeramente más optimistas frente a la crisis

El índice de confianza de los ciudadanos elaborado por el CIS crece en marzo 1,4 puntos

Mejora la visión sobre la situación actual y se mantienen igual las perspectivas sobre el futuro

Los encuestados tienen una visión muy pesimista sobre el empleo y la inflación

Una clienta observa las estanterías de un supermercado
Una clienta observa las estanterías de un supermercado EFE

Los españoles siguen viendo la situación económica actual con preocupación. Sin embargo, su visión ha empezado a mejorar ligeramente: el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC), difundido hoy por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), se ha situado en 52,1 puntos, es decir, 1,4 puntos por encima del dato del mes anterior. A pesar de la pequeña mejoría que aprecia el estudio oficial, 52,1 puntos siguen siendo un suspenso en confianza, ya que este indicador puede tomar valores de entre 0 y 200.

Para que la percepción de los españoles sobre la economía y el futuro fuera absolutamente optimista y favorable, el índice debería ser de 200 puntos. Si los cálculos tras las encuestas del CIS revelan una cifra por encima de 100, indica que los de los consumidores tienen una percepción positiva. Si se queda por debajo de 100, como es el caso del pasado mes de marzo, podríamos hablar de un suspenso en confianza, ya que los ciudadanos tienen una percepción negativa.

El 47% llega "justo" a fin de mes

El 47,6% de los españoles aseguran que llegan "justos" a fin de mes. Según el estudio del CIS, elaborada dentro del índice de confianza del consumidor, un 5,5% de los encuestados asegura tener que contraer deudas para acabar el mes y el 15,8% ha tirado de ahorros familiares. El 80% de los encuestados, además, asegura conocer al menos a una persona de su entorno que está en paro. Es precisamente en el tema del empleo donde se concentran la mayor parte de las respuestas más pesimistas: el 78,7% de los encuestados creen hoy es más difícil encontrar un empleo que hace seis meses y otro 15,4% consideran que la situación es simplemente igual de mala que entonces. Además, en relación con el consumo, el 50% de los consumidores cree que el año que viene los precios subirán más que este año.

Los españoles ven complicado el presente y ven complicado el futuro de la economía. Sin embargo, la ligera subida de la confianza está vinculada a una mejor percepción de la situación económica actual (este indicador se situó en marzo en 35 puntos, frente a los 32,1 puntos de febrero), mientras que las expectativas sobre el futuro no han experimentado variación (se mantienen en 69,2 puntos sobre 100).

Y si se mira con algo más de perspectiva, el consumidor sigue viendo el vaso cada vez más vacío, ya que el índice de confianza de marzo es todavía 11,6 puntos inferior al nivel alcanzado en el mismo mes del año pasado. Esta bajada es consecuencia de una valoración de la situación actual 5 puntos inferior a la que tenían entonces y unas expectativas que retroceden hasta 18 puntos. La evolución trimestral del indicador muestra un incremento en la recuperación del Índice que se inició en el último trimestre del pasado año después de los mínimos históricos de mediados del 2012.

La mejora de la valoración de la situación actual afecta a todos sus componentes, aunque se concentra especialmente en la del país, ya que su percepción positiva sube cinco puntos respecto al mes anterior. La situación de los hogares avanza 2,7 puntos, mientras que la valoración del empleo solo lo hace en un punto.

Si se compara con marzo de 2012, la valoración de la economía del país es hoy 5 puntos inferior, las opciones que ofrece el mercado del trabajo están 6 puntos por debajo y la situación de los hogares se ha deteriorado 5 puntos.