Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
MERCADOS FINANCIEROS

Los analistas financieros lanzan una campaña mundial para mejorar su imagen

El 35 % de los analistas en países en desarrollo señala el fraude como el principal problema ético a nivel nacional y consideran que una mayor adhesión a códigos éticos es clave para elevar la confianza. EFEArchivo Ampliar foto
El 35 % de los analistas en países en desarrollo señala el fraude como el principal problema ético a nivel nacional y consideran que una mayor adhesión a códigos éticos es clave para elevar la confianza. EFE/Archivo EFE

Miami, 18 mar (EFECOM).- Los analistas financieros agrupados en el CFA Institute han ideado una campaña mundial para tratar de elevar los estándares éticos del sector y recuperar la confianza perdida a raíz de la crisis financiera desatada en 2008.

Con la ayuda de un equipo de expertos del sector presidido por el economista británico John Kay, esta agrupación de analistas de inversión, con sede en EEUU y más de 114.000 miembros en 137 países, ha creado el proyecto "Futuro de las Finanzas".

Según adelantó hoy a Efe un portavoz de esta agrupación, se trata de un esfuerzo mundial a largo plazo para formar una industria "confiable", apostando por dar herramientas a los profesionales del sector para que se comprometan con "una práctica justa, un mejor entendimiento del mercado y la integridad personal".

Así, el consejo asesor, dirigido por Kay y formado por expertos de finanzas, educación y medios de comunicación, ha elaborado la "Declaración de los Derechos de los Inversionistas", un decálogo para los compradores de productos o servicios financieros.

"Al contratar servicios de profesionales y organizaciones financieras -reza el decálogo- tengo el derecho a una conducta honesta, competente y ética que cumpla con las leyes aplicables", a un "asesoramiento independiente y objetivo" y a "asistencia basada en el análisis informado, un criterio prudente y el diligente esfuerzo".

También reconoce el derecho a que "mis intereses económicos tengan preferencia sobre los de los profesionales y la organización, a un trato justo respecto a otros clientes, y a la divulgación de conflictos de interés existentes o potenciales".

Otro derecho del que invertir en productos financieros reconocido por el decálogo es el de tener "un entendimiento de mis circunstancias, para que cualquier asesoramiento sea adecuado y basado en mis objetivos y limitaciones financieras".

Completan la lista el derecho a que las comunicaciones sean "completas, claras y a tiempo", con lenguaje sencillo y eficaz, y a que se expliquen todas las comisiones y gastos, haya confidencialidad de datos y "existan registros completos para apoyar el trabajo que se realice en representación" del interesado.

Este decálogo y el resto de iniciativas de la campaña se transmitirán a la industria en la conferencia anual del CFA Institute que tendrá lugar el 20 de mayo en Singapur.

Según una reciente encuesta promovida por esta organización, el 98 % de los profesionales de la inversión reconoce que existe una falta de confianza en el sector financiero y el 56 % cree que en parte se debe a una cultura ética débil dentro de las empresas.

En América Latina y el conjunto del mundo en desarrollo esa debilidad ética que acusan los profesionales alcanza el 62 %, al tiempo que el 20 % ve necesaria más transparencia en los reportes financieros y otra información empresarial.

Además, el 35 % de los analistas en países en desarrollo señala el fraude como el principal problema ético a nivel nacional (muy por encima del promedio mundial del 19 %), y el 35 % considera que una mayor adhesión a códigos éticos es clave para elevar la confianza (13 % en todo el mundo).

Según Kay, "la industria financiera global puede ser una extraordinaria fuerza para el bien, pero hay mucho trabajo por hacer para darle forma a la industria para las futuras generaciones".

"Este proyecto está diseñado para que profesionales e inversionistas que están dentro y fuera de las finanzas participen y ayuden a resolver los problemas del sistema financiero global", explica el economista para presentar esta campaña.

El objetivo último es, en palabras de John Rogers, presidente de CFA Institute, "reforzar la necesidad de una conducta ética para restaurar la confianza en las finanzas".