La venta de viviendas sube con fuerza por la supresión de las ayudas fiscales

Las compraventas alcanzan las 39.670 operaciones y avanzan un 19% en enero, según el INE Las estadísticas empiezan a computar ahora las compras realizadas a finales de 2012 El sector inmobilliario empieza una nueva fase sin la desgravación fiscal generalizada

Un piso en venta en un inmueble de Valencia.
Un piso en venta en un inmueble de Valencia.EFE

La venta de viviendas aumentó con fuerza en enero con 39.670 operaciones registradas, lo que equivale a un avance del 19% con respecto al mismo mes del año anterior, según los datos que ha publicado este martes el Instituto Nacional de Estadística. Sin embargo, este balance del arranque de 2013 es en realidad el retrato de la situación del mercado inmobiliario de finales de 2012 y, por tanto, de los últimos meses en los que todavía estaba en vigor la desgravación fiscal a la compra de vivienda y el IVA superreducido para la obra nueva, de ahí que se hayan registrado crecimientos desconocidos en los últimos dos años.

El retraso de las estadísticas se explica porque la estadística del INE se elabora a partir de los datos de los registradores de la propiedad y que llevan entre uno o dos meses de retraso con respecto a la fecha en la que se formalizó la compraventa. Por este motivo, las cifras conocidas ahora de enero no reflejan el impacto real que haya podido tener el fin de la deducción y el aumento del IVA, que ha pasado del 4 al 10%.

Más información
El empleo en el ladrillo acelera su desplome
El Gobierno bajó la exigencia de cobertura para el suelo al 60%
El ladrillo gana peso en la banca sana

Echando la vista atrás, hay que remontarse a principios de 2011 para encontrarse con cifras similares en la compraventa de vivienda. Así, las 39.670 operaciones que aparecen en los datos del INE correspondientes a enero suponen el mejor dato desde febrero de aquel año, cuando cambiaron de manos más de 45.000 viviendas. En proporción, el salto del 19% es el más fuerte desde enero de hace dos años. Pero, ¿por qué subieron tanto las compraventas en aquella fecha pese a la crisis generalizada del ladrillo? Pues por los mismos motivos que lo hacen ahora: por los impuestos. Esto ha sido así porque las ayudas fiscales a la compra de vivienda se han convertido en medidas de quita y pon dentro de los planes para reducir el déficit de los dos Gobiernos que se han sucedido en los últimos años en España.

Primero fue el gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero quien optó por suprimir la deducción a la compra de vivienda habitual a las rentas superiores a los 24.000 euros a partir de enero de 2011, lo que explica el repunte de hace dos años. Con la llegada del PP al poder a finales de aquel año, sin embargo, la ayuda volvió, aunque de forma fugaz, ya que las imposiciones de Bruselas sobre el déficit las obligó a retirar y, en esta ocasión, para todas las familias que se comprasen una casa. Con el final de las desgravaciones, una de las medidas que estimuló el boom del ladrillo y la burbuja inmobiliaria, el sector afronta una nueva fase. Aunque habrá que esperar a los datos de los próximos meses para evaluar la intensidad de un frenazo en las compraventas más que anunciado.

Los precios frenan su descenso al 12% en febrero

El precio de las viviendas bajó en febrero el 11,6% respecto al mismo mes del año anterior, con lo que moderó su caída respecto al mes de enero, en el que registró un descenso del 13,8%, según el Indice de Mercados Inmobiliarios Españoles (Imie) publicado hoy por Tinsa. Desde los máximos alcanzados en diciembre de 2007, el valor de la vivienda se ha desplomado un 35,6%.

Por zonas, las capitales y grandes ciudades presentaron el recorte más destacado, con una caída interanual del 14,2%, seguidas de las áreas metropolitanas (12,8 %) y la costa Mediterránea (12,2 %). Por debajo de la media se situaron las Islas Baleares y Canarias, con un descenso interanual del 2,8 % y el resto de municipios, que registraron una caída del 10,3% en tasa interanual.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS