El recorte de las prestaciones no frena aún el gasto en desempleo

La partida crece un 2,6%, cuando el Gobierno espera un recorte del 15,7% en el año Montoro confía en que la rebaja de las prestaciones empiece a surtir efecto

El gasto en desempleo continúa desbocado. Arranca el año con un crecimiento del 2,6%, hasta 2.777 millones, cuando el Gobierno prevé para 2013 un recorte del 15,7% en esa partida de los presupuestos. En 2012, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la de Empleo, Fátima Báñez, ya cometieron un error de presupuestación de unos 3.600 millones de euros. Este año es muy pronto para sacar conclusiones porque está por ver aún el efecto del recorte en los derechos de los parados aprobado en julio pasado por el Gobierno.

A mediados del año pasado, el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó por decreto ley una rebaja de las prestaciones de quienes estén en paro más de medio año. Las prestaciones por desempleo se calculan con la media de la base reguladora de las cotizaciones de cada trabajador. En los seis primeros meses, los parados con derecho a prestación cobran el 70% de esa base. Desde el séptimo mes, antes cobraban el 60% y, con el recorte del Gobierno, ahora han pasado a cobrar el 50%.

Como la medida solo se aplica a los nuevos parados, ha sido en enero, al pasar de seis meses de prestación quienes empezaron a cobrar el paro en la segunda mitad de julio del año pasado, cuando la medida ha empezado a surtir efecto, pero por ahora este efecto es mínimo. El gasto en prestaciones de enero de 2013 se ha situado en 2.777 millones, con un incremento del 2,63% frente al mismo mes de 2012. El gasto medio por beneficiario también sigue al alza y aumenta un 0,75%, hasta 928,38 euros.

Además, el incremento del paro provoca que las altas tanto de prestaciones contributivas como de subsidios estén disparadas y crezcan en enero de este año en torno al 16% con respecto al mismo mes del año anterior.

El Gobierno ha presupuestado un gasto en desempleo de 26.696 millones para el conjunto del año. Esa cifra suponía un recorte del 6,3% con respecto a la presupuestada para 2012, pero como en 2012 el gasto superó en mucho a las previsiones de Montoro y se situó en 31.678 millones, el recorte que haría falta para cumplir con el presupuesto de este año sería del 15,7%.

El gasto en desempleo puede convertirse, de nuevo, en uno de los agujeros de los presupuestos. Sin embargo, el Gobierno confía tanto en que las altas por desempleo se vayan frenando ante una gradual estabilización de la economía como en que el recorte de las prestaciones vaya teniendo un efecto mayor a medida que más prados sufran la rebaja en las prestaciones.

Lo que sí está bajando drásticamente es la tasa de cobertura de los parados, es decir, el número de parados que reciben algún tipo de ayuda. Dicha tasa se ha situado en el 64,46%, con lo que en solo dos años ha perdido casi 12 puntos. Eso supone que hay casi dos millones de parados sin prestaciones.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50