El Gobierno impulsará con la banca la concesión de créditos a las pymes

Las entidades piden que el Ejecutivo asuma una parte de la morosidad Las medidas se podrían anunciar en el próximo debate del estado de la nación

El ministro de Economía, Luis de Guindos, el viernes en Moscú.
El ministro de Economía, Luis de Guindos, el viernes en Moscú.Y. KOCHETKOV (EFE)

El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de asuntos económicos, Olli Rehn, lo dijo muy claro en Madrid, hace dos semanas: “El cuello de botella de España es que el crédito es excesivamente restrictivo y a un precio elevado, lo que hace que sea de escasa disponibilidad”. Y el Gobierno sabe que sin crédito no llegará la recuperación económica, no se acabará la recesión y no se frenará el paro.

En España el crédito ha caído una media del 10% desde 2009. Y la parte más débil son las pymes, donde se concentra más del 85% del empleo. Por eso, el Gobierno ultima medidas para impulsar el crédito con un plan de colaboración entre los bancos y el Instituto de Crédito Oficial (ICO). El presidente Mariano Rajoy anunciará estas medidas, probablemente, en el debate del estado de la nación de la semana próxima.

El Gobierno se ha reunido con las principales entidades y patronales financieras para conocer su grado de colaboración en este plan. Según fuentes consultadas, el sector espera que destinen una cantidad relevante, “de lo contrario, no servirá para mucho”, comenta un ejecutivo de un banco consultado. Las entidades afirman que “hay poca demanda solvente porque la perspectiva es que la economía siga cayendo. Esta situación provoca que escaseen los nuevos proyectos y aumenta el riesgo de impago”. Por eso, la banca ha pedido que el ICO asuma una parte de la posible morosidad futura para repartir los riesgos. Este será uno de los aspectos clave del nuevo plan.

La banca estaría dispuesta a colaborar, “aunque todo depende de los detalles”, afirma una entidad

El tipo de interés aplicado es un tema que también está en discusión. Los bancos creen que es importante que el ICO les deje el dinero, o una parte de él, a un bajo precio. De esta forma, podrían tener más margen para prestarlo a tipos razonables. “Ahora el margen que existe con las líneas del ICO es de dos puntos porcentuales. Si elevamos el margen, tenemos más capacidad para asumir morosidad”, dice una de las entidades consultadas. También reclaman que se relajen las exigencias de capital. El Gobierno también podría facilitar la financiación con un programa de pagarés para pymes. La banca estaría dispuesta a colaborar, “aunque todo depende de los detalles”, aclara una entidad.

Las pymes españolas son las que más restricciones sufren para acceder a la financiación de toda la eurozona, detrás de las griegas, según un estudio de Funcas, con datos del BCE. El Popular es la entidad con más vocación prestadora en pymes. De hecho, dedicará los 500 millones captados en enero en los mercados internacionales solo para el crédito a pymes, a un plazo de seis años y un tipo entre el 5,5% y el 6,5%. “Es una forma de apoyar la economía real”, sostienen en la entidad. El Sabadell es otra de las entidades más volcadas en este segmento.

El BBVA acaba de anunciar que desembolsará 25 millones para subvencionar la creación de unos 10.000 puestos de trabajo en pymes. Hace unos meses el Santander cerró una campaña de préstamos de 4.000 millones a pymes. Mientras tanto, en 2012 el ICO concedió 27.532 millones en préstamos, de los que dos tercios fueron para pymes. Para 2013, ha anunciado líneas por 22.000 millones a empresas y autónomos.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS