Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola mejora sus beneficios un 1,3% en 2012 hasta los 2.840 millones

La eléctrica se apoya en su negocio exterior para superar la crisis del mercado español

La compañía lanza un plan de recompra de acciones para amortizar el 2,4% del capital

Galán gana 6,27 millones más 1,6 millones para el fondo de pensiones

Ángel Acebes, consejero externo, recibió 216.000 euros como salario y prima de asistencia

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. Ampliar foto
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. EFE

La eléctrica Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 2.840,7 millones de euros en 2012, el 1,3 % más que en el ejercicio anterior, gracias a que el negocio internacional compensó la caída del mercado nacional, ha informado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El beneficio de los negocios internacionales mejora un 35%, hasta los 1.979 millones, y ya representa un 70% del total.

"El grupo se sitúa así como una de las compañías europeas que ha logrado mantener sus resultados estables desde el comienzo de la crisis, ya que desde 2008 su beneficio neto se ha mantenido por encima de los 2.800 millones de euros ejercicio tras ejercicio", señala la empresa.

El resultado obtenido en 2012 ha sido posible, además, a pesar de los saneamientos realizados por importe de 428,7 millones y relacionados con costes de promoción de parques eólicos, con la cartera de proyectos de Alberta Hub y con la cartera de Gamesa

El resultado bruto de explotación en España durante 2012 alcanzó 3.695 millones de euros, un 5,2% menos, mientras que el beneficio neto ha experimentado un descenso del 36% hasta 862 millones de euros, cifra que se sitúa en niveles del año 2000, a pesar de que la empresa señala que ha invertido más de 21.000 millones de euros en España desde 2001. En términos de beneficio neto, España solamente aporta un 30% de los 2.840,7 millones obtenidos por el grupo en 2012.

Este peor comportamiento se debe sobre todo, según la empresa, a las medidas regulatorias incluidas en el Real Decreto 13/2012 del mes de marzo, a las medidas fiscales de la Ley 15/2012 y a la menor producción, que han influido negativamente en las áreas de redes y generación, respectivamente. El ejercicio ha estado marcado por el recorte en la remuneración a la distribución y por el aumento de los impuestos, que han experimentado un incremento del 12,3%.

Sueldo de la cúpula

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, tuvo una retribución de 6,27 millones, frente a los 6,30 millones de euros del ejercicio anterior, correspondiente a 2,25 millones de retribución fija, 3,25 millones de variable, 567.000 euros por su condición de consejero ejecutivo y 205.000 euros por dietas y otros conceptos, según el Informe anual sobre las remuneraciones de los consejeros. Además, recibió 305.000 acciones de la empresa. Junto a ello, en el ejercicio 2012, y después de cinco años sin realizar aportaciones, según señala la empresa, se han abonado 1,68 millones de euros al sistema de previsión del presidente, de los que la mitad se habían provisionado en 2011.

El sueldo total del consejo de administración de Iberdrola, formado por 14 personas, fue de 14,53 millones, cantidad que representa un aumento del 35% con respecto a la retribución agregada de los administradores en 2011. Este incremento se debe principalmente al pago de indemnizaciones a algunos exconsejeros. Entre los consejeros de Iberdrola se encuentra el exministro del Partido Popular, Ángel Acebes, en calidad de consejero externo. Nombrado en abril de 2012, Acebes recibió 174.000 euros por ocho meses de trabajo más otros 42.000 euros en concepto de prima de asistencia, un total de 216.000 euros, 27.000 euros al mes, en línea con lo que estaba previsto cuando se anunció su nombramiento. Por su parte, los seis miembros de la alta dirección recibieron en total 6,54 millones. Un año antes la alta dirección tenía un miembro más y los ingresos conjuntos fueron de 8,36 millones.

Mantiene el dividendo

La compañía ha anunciado un plan de recompra de acciones por el 1,1% del capital. Un 0,1% se destinará a programas de retribución de directivos. El restante 1%, junto con un 1,4% en autocartera, se amortizará, como forma complementaria de retribución al accionista. La empresa mantiene el dividendo, que está en torno a 0,305 euros por acción, con la opción de recibirlo en acciones.

Por otra parte, ha descartado nuevos planes para reducir plantilla. La eléctrica, que ha reducido un 50% sus inversiones nacionales tras los últimos recortes regulatorios, anunció en octubre un recorte de plantilla a nivel global de 1.200 trabajadores, de los que 400 corresponden a España y ya han abandonado la empresa.

Las medidas antidéficit costarán 1.034 millones a la empresa

El consejero-director general de Iberdrola, José Luis San Pedro, ha dicho hoy que considera "realista y probable" que en 2013 se cumpla el objetivo de que no se genere más déficit de tarifa eléctrica gracias a las medidas aprobadas por el Gobierno para contenerlo. Por su parte, el presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, ha destacado que tras el nombramiento de Alberto Nadal como secretario de Estado de Energía, las relaciones del sector con el Gobierno han mejorado "mucho" y ambas partes han dejado de mantener un "diálogo de besugos".

Los cálculos del Ejecutivo para 2013 incluidos en su propuesta de peajes son "bastante realistas", ha subrayado San Pedro, quien ha considerado que, a pesar de que el Gobierno ha impuesto medidas "muy duras" para el sector y consumidor, es "razonable" pensar que este año se acabará "definitivamente" con el déficit. En su caso, Iberdrola calcula el impacto sobre sus cuentas de las medidas adoptadas en los últimos meses en 1.034 millones de euros, lo que ha llevado a la eléctrica a recortar un 50% sus inversiones en el país.

Las últimas medidas contemplan que las actividades reguladas (transporte, distribución y renovables), hasta ahora indexadas al IPC, se actualicen en función del IPC subyacente a impuestos constantes. También reduce las primas a las renovables. Estas decisiones se suman a otras más antiguas como los impuestos al carbón o el gas.