Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las primas a las energías renovables cierran 2012 en 6.600 millones

Las bonificaciones que recibe la electricidad ‘limpia’ crecen un 22% con respecto a 2011

El 41% de la electricidad producida en España en diciembre provino de fuentes alternativas

Molinos de energía eólica.
Molinos de energía eólica. BLOOMBERG

Las primas a las energías alternativas volvieron a batir récords en 2012. El último informe del año de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) da la cifra: en 2012 se pagaron 8.518 millones de euros en primas a la electricidad sometida al régimen especial, un 24,2% más que en el año anterior. Bajo el régimen especial se incluyen tanto las energías renovables (que recibieron 6.653 millones, un 78,1% del total) como la cogeneración, es decir, la electricidad producida por las industrias como un subproducto de sus procesos de fabricación y que estas devuelven a la red a cambio de una bonificación. El año pasado, las primas a las renovables crecieron un 22% con respecto a 2011. No todas las energías renovables reciben primas: las grandes centrales hidroeléctricas operan bajo el régimen común.

Por fuentes de energía, las primas que más crecieron fueron las de las centrales termosolares, que aumentaron en 500 millones de euros con respecto a 2011, un 117% más. Esto se debe a la entrada en funcionamiento durante 2012 de 20 centrales de este tipo, que incrementaron la potencia instalada hasta los 1.950 megavatios, un 95% más que el año anterior. Por su parte, las centrales de cogeneración, que redujeron su potencia en un 0,2%, produjeron un 7,5% más y recibieron un 33% más de primas. En cuantía, las energías que más primas reciben son la solar fotovoltaica, que obtuvo 2.610 millones de euros (un 9% más) y la eólica, con 2.037 millones (un 20% más).

Las energías renovables aportan un 41,1% de la energía eléctrica producida en España, frente al 36,1% que representaban en diciembre de 2011. El mayor porcentaje de esa electricidad viene de las centrales eólicas, que produjeron en diciembre 5.325 gigavatios hora (un 23,7% del total), frente a los 4.445 que producían un año antes. Le siguen las grandes centrales hidráulicas (que no están sometidas al régimen especial), con un 10,7% del total.

Las primas a la energía limpia, introducidas por primera vez en 1999, recibieron un fuerte espaldarazo con el Plan de Fomento de las Energías Renovables introducido en 2004 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que pretendía solventar el alto coste del petróleo y las necesidades de España de reducir emisiones de dióxido de carbono. La subida de las primas atrajo a numerosos inversores, tanto nacionales como extranjeros, lo que produjo un boom de las energías renovables, especialmente la solar. Alarmado por el coste creciente de los incentivos, el ministerio entonces encabezado por Miguel Sebastián procedió a recortar efectivamente las primas, para la indignación de los inversores.

Tras la llegada de José Manuel Soria a la cartera de Industria, en 2011, el ministerio se ha centrado en intentar resolver el problema del déficit de tarifa, la diferencia entre el coste de la electricidad y la parte de ese coste que las empresas pueden recaudar de los consumidores y que en los primeros once meses de 2012 ascendió a 4.072 millones de euros. Soria ha declarado en repetidas ocasiones que, para su ministerio, las primas son la principal causa del déficit, y ha procedido a recortarlas, tanto a través de una moratoria a las nuevas instalaciones como por medio de rebajas a las primas existentes, la última de ellas a principios de mes. Las patronales de las renovables se han declarado "estafadas" por Industria, acusando a Soria de difamación y apuntando que la última reforma del sector eléctrico prevé unas subidas de gastos para 2013, especialmente en la distribución y el transporte, que se comen las rebajas en las primas.

Fe de errores

El artículo original indicaba que las centrales de cogeneración redujeron su potencia en un 11%, cuando la reducción fue de un 0,23%. El artículo está corregido.