Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parque Warner presenta un nuevo ERE que afecta a 68 trabajadores

En cinco años, la empresa ha pasado de 900 trabajadores a 430

Inauguración del parque Warner en 2002.
Inauguración del parque Warner en 2002.

El Parque Warner en San Martín de la Vega ha presentado un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE), el tercero desde el inicio de la crisis según CC OO, que incluye en esta ocasión el despido de 68 trabajadores. Según ha señalado el secretario de Organización de CC OO en la Comarca de Las Vegas, Manuel Rodríguez, los motivos que alega la empresa son económicos y organizativos, aunque el sindicato asegura que la empresa Parque Reunidos, que gestiona el parque de ocio, sigue teniendo beneficios.

Es el tercer expediente que sufre la plantilla  desde el inicio de la crisis según CC OO

Rodríguez ha comentado que aún no se han puesto sobre la mesa las condiciones en las que la empresa pretende llevar a cabo esos despidos, y ha recordado que ha sido la reforma laboral implantada por el Gobierno la que ha facilitado la implementación de este tercer ERE. A finales de 2006 el Gobierno de la Comunidad de Madrid vendió el 43,64 % del capital del Parque Warner a la inmobiliaria Fadesa que se hizo con la gestión del parque y los terrenos adyacentes al mismo.

Al año siguiente, Fadesa cedió las instalaciones de la Warner, en régimen de alquiler, a Parques Reunidos por diez años en un momento en que la plantilla superaba los ochocientos trabajadores.En el segundo semestre de 2007, los sindicatos que componían el comité de empresa de Parque Warner -UGT, CCOO y USO- convocaron movilizaciones para denunciar que se había producido una reducción de plantilla basada en la no contratación de los puestos de trabajo que, por la rotación que cada año se producía, quedaban vacantes.

Además, la empresa ofreció un plan de bajas incentivadas al que se acogieron 70 trabajadores, con el fin de que en 2008 hubiera 522 empleados en plantilla, de los 584 que había a finales de 2007, según señalaba la empresa en aquel momento. En febrero de 2011, la empresa presentó un ERE que supuso el despido de 88 de los 518 trabajadores y afectó a los departamentos de juegos, fotografías, mantenimiento de atracciones y espectáculos. "Del total de 900 trabajadores con los que contaba el parque cuando Parques Reunidos se hizo con la gestión en 2007, sólo quedan 430", ha criticado Rodríguez.