Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Margallo insiste en pedir eurobonos y una regulación bancaria europea

El ministro de Exteriores respalda a Rajoy y pide que la Europa rica tome políticas de crecimiento

La prima de riesgo "sigue 200 puntos básicos por encima" de lo que España se merece

El ministro de Exteriores, José María García-Margallo, durante su intervención en el Spain Investors' Day. Ampliar foto
El ministro de Exteriores, José María García-Margallo, durante su intervención en el Spain Investors' Day. EFE

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José María Margallo, ha vuelto a pedir a los países ricos de la Unión Europea que den pasos por una mayor integración económica, incluyendo la emisión de bonos respaldados conjuntamente por todos los estados de la UE, los llamados eurobonos, y una "verdadera" unión bancaria europea. Margallo también ha pedido a los países de la Unión Europea que "se lo puedan permitir" — especialmente Alemania — que tomen las medidas para el crecimiento que España "no puede tomar", comprometida como está con las políticas de austeridad. El ministro de Exteriores ha hecho estas declaraciones en la segunda jornada del Spain Investors' Day, un encuentro entre inversores españoles e internacionales y miembros del Gobierno y de las grandes empresas españolas que cotizan en Bolsa, organizado por Estudio de Comunicación y patrocinado por PRISA, grupo editor de EL PAÍS, entre otras empresas.

En su intervención, Margallo ha defendido una intervención más activa por parte del Banco Central Europeo a la hora de comprar deuda, dado que, según él, la prima de riesgo — el diferencial entre los bonos español y alemán que los mercados usan como referencia a la hora de medir la confianza en la economía — "sigue 200 puntos básicos por encima" de lo que España se merece. El ministro de Exteriores ha declarado que la salida de la crisis no es suficiente; "hace falta más cooperación para dejar claro que una situación como esta no se volverá a repetir".

El ministro quiere poner en práctica las propuestas hechas por el Club de Berlín en septiembre

Para Margallo, la respuesta a los problemas de la economía europea pasan por una mayor solidaridad y corresponsabilidad entre los países de la Unión. El ministro ha dicho que, además del compromiso por la consolidación fiscal — incluyendo la reforma constitucional — son necesarias más medidas, como la emisión de eurobonos y la creación de un fondo monetario europeo. No es la primera vez que el canciller hace referencia a estas medidas, propuestas el pasado mes de septiembre por el Club de Berlín, una reunión informal entre once ministros de Exteriores de la Unión Europea, entre ellos Margallo.

El ministro ha abundado especialmente en la necesidad de una unión bancaria europea. Ha recordado que en su etapa como europarlamentario había sido ponente del informe que proponía la creación de una Agencia Bancaria Europea, y defendió una institución con amplios poderes para intervenir en el sector financiero. El canciller ha hecho hincapié en que el regulador bancario europeo debe tener potestad para intervenir directamente en las instituciones que no se plieguen a los requerimientos del supervisor, así como la capacidad de intervenir aun sin acuerdo con los bancos centrales de los Estados de la eurozona. Para Margallo, el primer paso es "definir qué bancos son sistémicos", y que el regulador vigile especialmente a las entidades que considere "más problemáticas".

No obstante, el ministro de Exteriores no ha querido poner plazos para la puesta en marcha del supervisor paneuropeo argumentando que "cuando estamos hablando de 27 países no podemos decir ni cuan lejos hemos llegado ni cuanto vamos a tardar". No obstante, ha insistido en que "cuanto más tardemos en llegar, peor para todos". Para Margallo, la integración financiera supondrá una "revolución política", comparable al proceso de creación de los Estados Unidos, en el siglo XVIII. Y ha insistido: "Si el Titanic se hunde, se hunde entero, incluida la primera clase".

Margallo comparó la integración económica europea con el proceso de formación de EE UU

Margallo ha comenzado su intervención haciendo un repaso de su visión de la situación económica española, responsabilizando de la crisis a "el endeudamiento público y privado, la burbuja inmobiliaria y la reducción de competitividad". Para el ministro, las medidas tomadas por el Ejecutivo "darán fruto", al restaurar la confianza de los mercados, abrir el crédito y flexibilizar la economía española. Ha citado como ejemplo de buenos resultados el aumento de las exportaciones, las mejoras en la productividad y la competitividad y la reducción del déficit estructural. Margallo también ha ennumerado las medidas que el Ejecutivo quiere tomar para incentivar la expansión económica, como la unidad de mercado, el problema del sector energético y la modificación del sistema tributario para hacerlo más favorable a las empresas.

Más información