Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Folgado pide sacar de la factura eléctrica coste social, pero no la prima a renovables

El presidente de Red Eléctrica cree que los costes deben pasar a los Presupuestos Generales

El presidente de Red Eléctrica, José Folgado.
El presidente de Red Eléctrica, José Folgado. EFE

El presidente de Red Eléctrica, José Folgado, considera que para acabar con el déficit de tarifa eléctrica habría que sacar del recibo de la luz y cargar a los Presupuestos del Estado "costes sociales", como las ayudas al carbón, los costes extrapeninsulares o los intereses de la deuda acumulada. Por contra, las primas a las renovables y a la cogeneración, que hasta septiembre sumaron cerca de 7.000 millones de euros, se deben seguir pagando a través de la tarifa eléctrica porque forman parte de los costes de generación, dijo Folgado en una entrevista con Efe.

Añadió que el "grave" problema del déficit, que supera los 24.000 millones de euros, no se puede solventar solo subiendo las tarifas a los consumidores, porque sería "injusto", ni cargándolo todo a las cuentas de las eléctricas, porque no podrían financiarlo y se hundirían. Por eso, en su opinión, el Gobierno ha actuado con responsabilidad al optar por establecer una nueva fiscalidad para ayudar a financiar esta deuda energética.

Añadió que el "grave" problema del déficit no se puede solventar solo subiendo las tarifas a los consumidores

"A mi juicio, y estoy expresando una opinión personal que no sé si se va a llevar a cabo, sería muy bueno, como tercera pata complementaria para la solución de este problema, que todos aquellos gastos o fines que no son estrictamente mercado energético vayan a los Presupuestos Generales del Estado", dijo Folgado. Entre estos gastos, citó las ayudas al carbón, el sobrecoste que supone generar luz en las islas, Ceuta y Melilla y los intereses que se pagan por el déficit de tarifa acumulado (unos 2.000 millones de euros al año).

"Si hay políticas que no son del propio mercado energético, sino que son sociales, que vayan a Presupuestos. No sería una cuantía exagerada", según Folgado, que fue secretario de Estado de Energía, Desarrollo Industrial y Pymes entre 2000 y 2004. Añadió que el déficit de tarifa no obedece a un problema de falta de competencia, sino a las "distorsiones" que se crearon como consecuencia de la rapidez con la que crecieron las renovables por "un cambio normativo absolutamente inoportuno", en referencia al RD 661/2007 —que provocó  el boom de la energía fotovoltaica—.

Las previsiones de Red Eléctrica apuntan a que 2012 cerrará con una caída de la demanda entre el 1,5 y el 2%

"Se trata de que ninguna empresa ni ningún colectivo social salga especialmente perjudicado y de que entre todos arreglemos un problema muy grave que tiene la economía española", aseveró Folgado, quien consideró que a medida que la economía y la demanda eléctrica se recuperen se allanará el camino para solventarlo. Las previsiones de Red Eléctrica apuntan a que 2012 cerrará con una caída de la demanda de entre el 1,5 y el 2 %, corregidos los efectos de las temperaturas y del calendario, según Folgado, quien auguró que en 2013 "se irá viendo un cambio claramente en la situación económica porque se está sembrando adecuadamente".

Este crecimiento traerá una mayor demanda de electricidad, que también se elevará porque España debe ir hacia una mayor electrificación para reducir su dependencia energética, que hoy es la que lastra la balanza comercial, en opinión de Folgado. Por otra parte, informó de que Red Eléctrica mantiene un "fructífero diálogo" con el Gobierno para solventar los problemas generados por la decisión de paralizar la construcción de todas las instalaciones que no contaran con autorización administrativa con motivo de la revisión de la planificación energética 2008-2016.

"Hemos hablado con el Gobierno y está bastante avanzado un proceso de selección de unas inversiones" que son necesarias para mantener un ritmo adecuado de inversión en infraestructuras energéticas, como la conexión de plantas renovables o el tendido para el tren de alta velocidad. Respecto al futuro de Garoña, señaló que, desde el punto de vista de la política energética, sería un despropósito cerrar cualquier central nuclear porque el país las necesita en aras de la seguridad del suministro, la competitividad económica y la sostenibilidad ambiental. "Estoy seguro de que el Gobierno es consciente de ello y de que el Ministerio de Industria verá la fórmula para lograr que Garoña pueda continuar", afirmó Folgado.