Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paradores cerrará siete hoteles y reducirá la apertura de otros 27

La compañía ofrece a los 644 trabajadores que ha incluido en el ERE la indeminización mínima

Protesta de unos miembros de la sección sindical estatal de CC OO en Paradores de Turismo de España el pasado 30 de noviembre.
Protesta de unos miembros de la sección sindical estatal de CC OO en Paradores de Turismo de España el pasado 30 de noviembre.

El plan de reestructuración que la dirección de Paradores de Turismo quiere poner en marcha incluye el cierre de siete de hoteles de la cadena estatal. Además, incluye también el cierre durante cinco meses al año de otros 27 establecimientos, que ahora funcionan todo el año pero pasarían a operar solo en temporada alta, según fuentes conocedoras del plan. La dirección de la firma envió hace unos días un comunicado en el que explicaba que su situación financiera es "insostenible" y por eso ponía en marcha un plan de reestructuración, que incluye un expediente de regulación de empleo (ERE) para 644 trabajadores, el 14% de su plantilla.

Los Paradores que la dirección pretende cerrar son los de Albacete, Ayamonte, Ferrol, Manzanares, Puerto Lumbreras, Teruel y Verín. La cadena estatal tiene 94 establecimientos en la actualidad. El parador de Teruel, que podría ser uno de los que cerraran sus puertas, celebró su 50 aniversario en 2006. El de Manzanares lleva más de 80 años en funcionamiento. En cuanto a los que reducirían su temporada, son 27 y pasarían de funcionar todo el año a abrir sus puertas solo siete meses. El grueso de sus trabajadores pasarían a ser trabajadores fijos discontinuos, lo que afectaría a casi 950 empleados.

Para los despidos, la compañía ha planteado en inicio la indemnización mínima que contempla la reforma laboral, de 20 días por año trabajado y con un máximo de 12 mensualidades. Ahora, sin embargo, comienzan las negociaciones con los representantes sindicales, que buscan reducir el número de afectados y mejorar las condiciones de salida. De los 644 que podrían terminar afectados, cerca de 180 trabajan ahora en los siete hoteles que cerrarán. Además, hay 81 personas vinculadas con la reducción de meses de apertura de los otros 27 centros y cerca de 75 afectados de los servicios centrales. El resto de trabajadores que la empresa contempla despedir provienen de los otros hoteles de Paradores, que seguirían funcionando todo el año pero con menos plantilla.

La compañía, presidida por Ángeles Alarcó, aseguró el 25 de noviembre que, para garantizar la continuidad de Paradores, iniciaba su plan de reestructuración “adecuándose a la realidad del sector y de la actual demanda, controlando los costes operativos, situándose en posición competitiva y reduciendo las pérdidas”. Expuso que “a la caída de la demanda (pasando de un índice de ocupación del 70% en 2007 a un 52% en 2012) se unen las pérdidas acumuladas de 77 millones hasta 2011, además de las pérdidas previstas para 2012 que ascienden a otros 30 millones. Además, de no tomar medidas, en el 2013 las pérdidas alcanzarían los 139 millones”, apuntó.