PROPIEDADES

Mejor apagar la luz en casa

El coste medio anual de energía en una vivienda española es de 990 euros

GETTY IMAGES

Facturas y más facturas. Pero las que más duelen son las energéticas. El coste medio anual de la energía en una vivienda española es de 990 euros. Nada menos. Sumando, los hogares gastan en energía alrededor de 17.000 millones de euros al año. La electricidad y el gas son responsables del 85% de ese gasto.

La cifra sale del informe Análisis del consumo energético del sector residencial en España , elaborado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Industria.

El hogar medio español consume alrededor de 10.000 kilovatios hora por año, de los que 3.700 son de electricidad (lo que representa unos 650 euros al año). La cosa empeora cuando son chalés. La factura energética de las viviendas unifamiliares duplica a la de los pisos.

Uno ya no sabe cómo controlar ese gasto. Pero es que mientras lo renovable, lo eficiente y los cambios de hábitos y concienciación no entren por la puerta grande, no hay nada que hacer. Por ejemplo, más de la mitad de los propietarios desconoce la etiqueta energética de sus electrodomésticos. Y aún peor. El consumo energético de los sistemas en espera (standby) supera en casi tres veces el consumo de los equipos de refrigeración. Aquí hay una buena respuesta a la pregunta de cómo empezar a ahorrar. Hay que desconectar los aparatos cuando no se usen.

El consumo de los pilotos de los aparatos apagados triplica el de la refigeración

Las energías renovables en conjunto suponen el 16% del consumo total. No está mal, pero "se necesita mayor información en los hogares", señala el estudio.

Existen casi dos millones de viviendas con algún sistema de energía renovable. Alrededor de un millón consume algún tipo de biomasa (maderas, cortezas, virutas...) y 160.000 tienen equipos de energía solar térmica (0,9%). "Baja representatividad, pero creciendo", dicen en el instituto. En cambio, la geotermia apenas tiene un 0,1% de penetración. Tampoco es significativo el uso de pellets (combustible a base de madera).

Manos a la obra para que la economía familiar no tiemble. Lo que más gasta: la calefacción, que significa casi la mitad (47%) del consumo energético de una vivienda. Se utiliza 4,4 meses al año, 7,6 horas al día (5% y 12% más, respectivamente, en unifamiliares).

Aun así, tan solo el 8% de los hogares tiene calefacción centralizada (que consume un 20% menos que los sistemas individuales). Además, destaca la alta presencia de equipamientos individuales eléctricos y que las calderas de alta eficiencia solo están en el 1% de los hogares.

La calefacción supone casi la mitad del consumo energético

WWF España subraya la importancia de combatir las bajas temperaturas con medidas alternativas que calienten los hogares, además de ayudar al medio ambiente y al bolsillo de los consumidores. La organización aconseja poner la calefacción entre 19 y 23 grados y bajar a 15 cuando la casa está vacía. También es importante mantener las calderas en buen estado, ya que un mantenimiento y limpieza óptimo implica un ahorro de hasta un 15% de energía.

Sencillos cambios de comportamiento y además algunas reformas energéticas en los hogares. Una de estas mejoras puede ser la instalación de ventanas de alta eficiencia energética que impidan que el calor se escape, dice. Hay que tener en cuenta que el 40% de las fugas se produce por ventanas y cristales. Precisamente estos días la firma Kömmerling ha lanzado una campaña para instalar ventanas con las máximas prestaciones al precio de ventanas corrientes.

Reparalia recuerda que el mayor consumo de energía se produce en el momento de encendido de la calefacción hasta que se alcanza la temperatura deseada. Por ello, las subidas y bajadas pueden suponer un incremento considerable de la energía y de la factura. Su consejo: "Procura mantener una temperatura constante a través de un termostato que no supere los 22 grados. Subir un grado puede suponer hasta un 7% más de consumo. Ahorra entre un 8% y un 13% de energía usando válvulas termostáticas o termostatos programables en los radiadores". Hay que cerrar las persianas por la noche para evitar las pérdidas de calor.

Por su parte, Bleninser apunta algo más. "Colocar burletes y adhesivos en puertas y ventanas para mejorar el aislamiento y ahorrar entre un 5% y un 10% de energía; poner dobles ventanas o doble acristalamiento para ahorrar un 20%; cerrar los radiadores que no se usan y apagar la calefacción si se va a estar fuera más de un día".

Otro capítulo es el agua caliente, que supone la quinta parte del consumo (el 19%), recoge el estudio elaborado por el IDAE. La cocina es responsable del 8%. Entre electricidad, vitrocerámica e inducción supone el 60% del equipamiento.

La refrigeración es poca cosa, es el 1% del consumo total. Estos equipos se emplean tres meses al año, unas cinco horas al día. El 78% de los hogares tiene bomba de calor y frío, mientras que la bomba de solo frío está en el 15,7% de las casas. Según la firma Daikin, la bomba de calor permite ahorrar hasta 1.354 euros al año en calefacción.

Más dinero se lleva la iluminación (el 4% del consumo). Hay 400 millones de bombillas, 22,8 bombillas por hogar. Las de bajo consumo son el 31% y las led aún no poseen una fuerte presencia, apenas el 0,1%.

Las bombillas incandescentes —que ya ni se fabrican ni se distribuyen en Europa— son aún el 36% del equipamiento.

Sobre la firma

Sandra López Letón

Redactora especializada en el sector inmobiliario, del que informa desde hace más de dos décadas. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en EL PAÍS. Actualmente, escribe en el suplemento de información económica 'Negocios'. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS