Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El código contra desahucios registra ocho daciones en pago en su primer trimestre

El Gobierno no descarta facilitar las condiciones para que incluya a más afectados

En total se han recibido 568 solicitudes y se han finalizado 285 procesos

La mayoría de peticiones se han rechazado por las entidades al no cumplir las condiciones

El Ministerio de Economía ha publicado este viernes el primer balance oficial del código de buenas prácticas de la banca para evitar los desahucios de las personas más desfavorecidas. Según los datos del departamento que dirige Luis de Guindos, correspondientes al periodo que va entre el 11 de marzo y el 30 de junio, solo ocho de los procesos se han saldado con la dación en pago, lo que ha permitido a los afectados canjear la deuda con el banco con la entrega de la vivienda. Pese a este balance, el Gobierno confía en que el número de familias beneficiadas por esta medida aumente a medida que se consolide el código con vistas a poner fin a un problema "humanitario y social", en palabras del gobernador del Banco de España, Luis María Linde, y que ha puesto en alerta a un amplio sector de la sociedad.

El Gobierno no descarta rebajar las condiciones actuales para que incluya a familias que ahora fuera de esta protección. El jueves se debatirá en el pleno del Congreso y, a partir de ahí, se iniciará el trámite parlamentario donde podría haber modificaciones. Entre ellas están rebajar el mínimo de ingresos que deben tener los acogidos a este código, y que se incluyan pisos de un valor inferior. No obstante, el Ejecutivo está abierto a mirar todo, según fuentes solventes.    

En total, se han recibido 568 solicitudes, 283 de las cuales se encontraban pendientes de resolver al finalizar el trimestre, es decir, un 49,8% del total. De las 285 solicitudes cuya tramitación finalizó, las entidades resolvieron 278 que correspondían a préstamos y créditos con una deuda pendiente de 36,5 millones de euros. En los siete casos restantes el solicitante desistió.

De las 278 solicitudes resueltas, en ocho casos se ha producido la dación en pago y la consiguiente extinción de la deuda. En 44 casos se ha llevado a cabo una reestructuración de la deuda pendiente de pago. El resto de solicitudes (226) han sido rechazadas por las entidades porque el deudor no cumplía las condiciones requeridas. De los 100 bancos o antiguas cajas que se han acogido al código, solo 28 han declarado haber recibido peticiones.

En 44 casos se ha  reestructurado la deuda pendiente de pago y 226 solicitudes han sido rechazadas

Economía matiza que, aunque el código de buenas prácticas entró en vigor el 11 de marzo, la gran mayoría de adhesiones de entidades no concluyeron hasta mediados de abril por el proceso burocrático e informativo que era nuevo y, por lo tanto, complicado. "Estos factores explican que, en la práctica, la vigencia del Código de Buenas Prácticas haya sido inferior a los tres meses analizados", afirma el Ministerio en una nota.

En la misma línea, añaden que "se trata de un primer intento de dar solución al problema de los desahucios para los casos de primera vivienda y riesgo de exclusión social y, como tal, debe dársele más tiempo para demostrar su eficacia". De hecho, revelan, entre julio y septiembre se han presentado ya en torno a otras 700 solicitudes.

Con el objetivo de ampliar la protección a los familias desfavorecidas, el Gobierno puso en marcha la semana pasada una moratoria de dos años para los desahucios. Los hogares que se podrán acoger a esta medida son aquellos que están por debajo de un umbral de ingresos de 19.170,4 euros anuales, lo que la hipoteca sobre vivienda habitual les suponga más del 50% de los ingresos y que además se trate de personas especialmente vulnerables por sus circunstancias familiares. Guindos calcula que unas 600.000 familias cumplen las condiciones para acogerse a esta iniciativa. La medida, sin embargo, despierta recelos entre el colectivo de jueces por la arbitrariedad de sus condiciones.

Economía sitúa el total de desalojos de familias de su primera vivienda desde el inicio de la crisis a entre 4.000 y 15.000. Esta cifra contrasta, y mucho, con las que maneja la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, que a partir de los datos del Poder Judicial habla de 350.000 ejecuciones desde 2007 y unos 160.000 desahucios.

Según los últimos datos del CGPJ, correspondientes al primer trimestre de 2012, se han registrado 48.213 lanzamientos, que es el término jurídico con la que se denomina al proceso de desalojo por impago. Esta cifra, sin embargo, no distingue entre el tipo de morosos, si son empresas o particulares, ni el inmueble afectado. En cualquier caso, este ritmo de ejecuciciones revela que se presentan unas 500 al día.