Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica prosigue con su plan de adelgazar la cúpula directiva

Luis Abril, Belén Amatriaín y Óscar Maraver abandonan la operadora

Se trata de los responsables de presidencia, 'marketing' y recursos humanos

La salida de estos altos cargos responde al plan adoptado en septiembre

Luis Abril en una imagen de archivo de 2009
Luis Abril en una imagen de archivo de 2009

Telefónica prosigue con la reestructuración de los cargos medios de su cúpula directiva. La operadora ha llegado a un acuerdo con tres de los ejecutivos que han desempeñado importantes cargos en los últimos años para el abandono de la empresa. Se trata de Luis Abril, responsable de la Secretaría General Técnica de Presidencia y mano derecha del presidente, César Alierta; Óscar Maraver, director de recursos humanos y Belén Amatriaín, responsable de marketing.

Los relevos se producen dentro del plan de reducción del núcleo de la Corporación acordada en la última reestructuración del pasado mes de septiembre. Estas bajas se unen a la anunciada hace una semana de Calixto Ríos, otro directivo histórico, al cargo de la división de auditoría.

Luis Abril, de 64 años, llegó a la compañía hace once años al acceder César Alierta a la presidencia, del que ha sido su mano derecha, jugando un papel muy importante en las crisis del grupo. Además, ha sido el responsable de la imagen pública de la operadora y el principal interlocutor con los medios de comunicación.

El propio Abril ha explicado su marcha para emprender una nueva etapa al frente de una consultoría externa, y ha indicado, en declaraciones a Efe, que su salida obedece a un “proceso natural”, tras haber acabado un ciclo “dejando paso a la generación siguiente”. Su cargo como actual secretario general técnico de presidencia de Telefónica, de cuyo comité ejecutivo también era miembro, se amortiza.

Abril es vicepresidente no ejecutivo y consejero de Canal+ DTS, consejero de Deusto y Consejero del Council of the Americas-American Society. Se incorporó a Telefónica en septiembre de 2001 y ha desempeñado las funciones de presidente de Admira, director general de Medios, Marketing y Contenidos y director general de Comunicación Corporativa. En su trayectoria profesional fue director general del BBV, de Banesto y del Banco Santander Central Hispano, en los dos últimos con responsabilidad directa sobre las áreas de Comunicación y Estudios.

Luis Abril, mano derecha de Alierta, creará una asesoría externa

Belen Amatriaín era una de las pocas altas ejecutivas de la empresa y uno de los pocos directivos de la época de Juan Villalonga como presidente que seguía teniendo cargos relevantes en la compañía. Ha pasado por numerosos puestos, desde máxima responsable de la filial Páginas Amarillas hasta consejera delegada de Telefónica de España. Actualmente ocupaba el cargo de Chief Marketing Officer (CMO), responsable de imagen y marketing.

También deja la compañía Oscar Maraver, de 63 años, director general de Recursos Humanos en los últimos veinte años, a la que llegó procedente del antiguo INI, la actual SEPI. Ha sido el artífice de la política laboral de la empresa caracterizada por la buena relación con los sindicatos mayoritarios y los sucesivos expedientes de regulación de empleo aplicados, como el último, aún en marcha, para 4.500 trabajadores.

Los cambios también han afectado al área digital que dirige Matthew Key, Michael Duncan, anterior presidente ejecutivo de Telefónica Venezuela, ha pasado a ser consejero delegado de Telefónica Digital en Europa, y Juan Goulu, actual responsable de Ecuador, nuevo consejero delegado de Telefónica Digital en Latinoamérica.

Estos cambios se suman a los que tuvieron lugar en septiembre pasado con el nombramiento, de José María Álvarez-Pallete, como consejero delegado de la operadora, y de Eva Castillo como máxima responsable de Telefónica Europa.