Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno creará la Cámara de Comercio de España

El Ejecutivo estudia endurecer las penas por los hurtos en los comercios

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.
El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz. EFE

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz,anunció hoy que la futura ley de Cámaras Comercio contemplará la creación de la Cámara de Comercio de España. En rueda de prensa tras la reunión sectorial de comercio interior, García-Legaz avanzó que esta nueva norma impulsará la creación de esta institución nacional de la que se carecía.

España se igualaría a los principales países como EE UU, Francia o Alemania que ya la poseen. Señaló que con la nueva norma, las cámaras en el extranjero serán "sucursales" de la Cámara nacional, la cual resulta del actual Consejo Superior de Cámaras de Comercio.

El actual "sistema completamente desvertebrado y de desorden" será sustituido por una estructura que se dedicará "de manera ordenada" a la potenciación de las empresas españolas en el exterior. Además, recalcó que las Cámaras de Comercio se van a dedicar a ayudar a que se creen empresas en España y estén centradas en el apoyo a los emprendedores.

El secretario de Estado de Comercio espera que esta nueva ley esté en vigor a final de año para que la nueva Cámara Nacional empiece el 1 de enero de 2013.

Hurtos en los comercios

García-Legaz también ha informado de que el Gobierno está estudiando la posibilidad de endurecer las penas por hurto para proteger al comercio y disuadir a los delincuentes de reincidir en su comisión. El secretario de Estado ha explicado que han trasladado al Ministerio de Justicia una propuesta de las asociaciones de comerciantes para que se endurezcan las penas porque entienden que las actuales no son suficientes.

Tras explicar que Justicia está estudiando la propuesta y que es competencia de este Ministerio tomar una decisión final, García-Legaz ha apuntado que desde Economía entienden que tiene que existir una legislación penal que disuada del hurto y del robo para evitar que aquellos que se dedican a ello "de forma casi profesional" lo sigan haciendo. "El pequeño comercio sufre mucho por el hurto. El comerciante se ve indefenso porque denuncia y ve que no sirve de mucho", ha afirmado García-Legaz, quien ha expresado su apoyo a un cambio legislativo si se concluye que el actual marco no es "suficientemente disuasorio".