Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El petróleo alcanzó en 2011 el precio más alto en siglo y medio en términos reales

Según el estudio BP Statistical Review, en 2011 el mercado del crudo registró importantes subidas en términos reales

Un vehículo en una estación de servicio
Un vehículo en una estación de servicio EFE

Puede ser verdad —que lo es— que el mundo desarrollado consume menos energía —el pasado año, el consumo energético cayó un 0,8% en la OCDE—, que los coches son más eficientes y que las renovables crecen de forma significativa y representan ya un 2,1% del total, pero los precios del crudo siguen de escalada. Según el estudio BP Statistical Review, en 2011, el año del gran terremoto de Fukushima y las revueltas árabes, bajo una apariencia de tranquilidad general, el mercado del crudo registró importantes ajustes. Hubo grandes subidas: la media de precios del brent, el crudo de referencia en Europa, subió un 40% hasta alcanzar los 111 dólares por barril. “Para ver un precio anual más alto, ajustado según la inflación”, señala el informe de BP, “hay que retroceder hasta 1864”. El paso fue un ejercicio lleno de hitos para el mercado del crudo: el precio medio anual superó los 100 dólares, se usaron reservas estratégicas por primera vez desde 2005 y se produjo el mayor aumento en producción de la OPEP desde el año 2008.

El consumo global de energía creció un 2,5% en 2011, en la línea de la media histórica, pero bastante por debajo del 5,1% registrado en el ejercicio anterior. Las economías emergentes representaron todo el crecimiento neto del consumo, con la demanda de la OCDE bajando por tercera vez en los últimos cuatro años, encabezada por una clara regresión en Japón. China, la gran potencia emergente representó el 71% del crecimiento en consumo de energía.

La carestía de la materia prima es uno de los argumentos, junto con la fiscalidad, que manejan las petroleras que operan en España para justificar las subidas en los precios de los carburantes. Precisamente hoy, el ministro de Industria, José Manuel Soria, tiene previsto reunirse con los presidentes de Repsol, BP y Cepsa, para examinar la situación de los precios y debatir posibles medidas para contenerlos. Industria baraja medidas para reducir los márgenes de comercialización.