Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Air France-KLM duplica sus pérdidas por la subida del precio de los carburantes

El grupo francoholandés presenta números rojos por 1.264 millones de euros pese a la mejoría del negocio de pasajeros

De izquierda a derecha, los consejeros delegados de Air France, Alexandre de Juniac, Air France-KLM, Jean-Cyril Spinetta, y KLM, Peter Hartman, durante la presentación de los resultados del grupo, en París. Ampliar foto
De izquierda a derecha, los consejeros delegados de Air France, Alexandre de Juniac, Air France-KLM, Jean-Cyril Spinetta, y KLM, Peter Hartman, durante la presentación de los resultados del grupo, en París. AFP

La empresa aérea Air France-KLM perdió en el primer semestre de 2012 1.264 millones de euros, más del doble que los 564 millones de pérdidas presentados por el grupo en el mismo periodo de 2011. La subida del volumen de negocio (que creció un 5,2% hasta cerrar el semestre en 12.145 millones de euros), impulsada por el crecimiento del negocio de pasajeros, no ha servido al grupo francoholandés para compensar el alza de los costes, reforzado por el descenso en la cotización del euro frente a las grandes monedas mundiales y, sobre todo, la subida del precio del petróleo. El aumento del 15,8% del gasto en combustibles ha supuesto para las cuentas del grupo una sobrecarga de 569 millones de euros.

En el segundo trimestre los números rojos han sido de 895 millones de euros, en comparación con los 197 millones de pérdidas presentadas entre abril y junio del año pasado. Según el consejero delegado del grupo, Jean-Cyril Spinetta, los malos resultados no hacen sino resaltar la necesidad de aplicar el plan de reestructuración de la compañía, que prevé la desaparición de 5.122 puestos de trabajo entre 2013 y 2014. Según ha indicado Spinetta en una nota de prensa, "En un entorno económico mundial cada vez más incierto, al que se le suman la volatilidad del precio del petróleo y la inestabilidad de la moneda, es necesario, más que nunca, mejorar la productividad y los costes."

El grupo cuenta con 593 aviones en operación, de los cuales 386 pertenecen a Air France y sus subsidiarias y 206 son propiedad de KLM y sus filiales.