Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio de las llamadas de móviles sufre una caída récord del 16,6% durante 2011

La conexión a Internet por el móvil se disparó un 92% por el boom de los ‘smarphone’

El desplome del consumo y la fuerte competencia motivan el abaratamiento de las tarifas

El cambio de compañía marca un máximo con más de 5,6 millones de portabilidades

La crisis pasa factura pero a veces también viene con descuentos. El precio de las llamadas móviles a otros números móviles cayeron un 16,6% en 2011 hasta los 9,76 céntimos por minuto, el mayor descenso de la historia desde que existen estadísticas. El desplome del consumo, la fuerte competencia y la bajada de los precios mayoristas impuesta por el regulador motivó este descenso de precios, según el Informe Anual de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones presentado hoy en el Senado.

El descenso de precios también alcanzó a los paquetes estándar de telefonía fija y banda ancha (ADSL, cable o fibra) , que tienen contratados 10,5 millones de usuarios, y cuya tarifa media mensual cayó más del 7,5%. El precio de las llamadas de fijo a móvil descendió un 12,1%. De hecho, las telecomunicaciones fueron uno de los pocos sectores deflacionarios, ya que aportaron un impacto negativo del 0,08% al IPC general.

Otro de los baremos en los que se batieron todos los récords en 2011 por efecto de la crisis y la necesidad de los hogares de buscar ahorros en su factura fue el cambio de compañía. En total, 5,6 millones de clientes se mudaron a otra compañía móvil y 1,9 millones cambiaron de proveedor de Internet, utilizando el mecanismo de la portabilidad, que permite conservar el número telefónico.

El fenómeno más espectacular en 2011 fue de las conexiones a Internet por el móvil, gracias a la generalización de los smartphones (teléfonos inteligentes), con un 92% más de líneas, hasta los 15,9 millones de líneas de datos conectadas gracias a las tarifas planas ofrecidas por los operadores. Junto con las líneas datacards y USB (los conocidos pinchos), el total de usuarios de banda ancha móvil fue de 19,3 millones, un 65% más, con una penetración de 41,8 líneas por cada 100 habitantes. El número total de líneas móviles (incluidas las datacards y las máquina a máquina) ascendió a un 2,8%, hasta los 58,4 millones.

El número de líneas de banda ancha fija aumentó un 4,8% durante el año, hasta los 11,16 millones, con una penetración de 24,2 líneas por cada 100 habitantes. La competencia también motivó que el gasto por hogar de los paquetes de telefonía e Internet descendiera un 6,5%, hasta los 37,6 euros. Durante el año se añadieron al mercado más de 500.000 líneas de banda ancha, cuya captación estuvo liderada por los operadores alternativos de ADSL como Jazztel, Vodafone u Orange, (505.281 líneas), que acumularon una cuota del 30,4%, 3,6 puntos más que en 2010, en detrimento de Telefónica, que perdió 124.422 líneas y disminuyó su cuota de mercado por debajo del 50% por primera vez.

Al sector en su conjunto no le fue bien. Los ingresos cayeron en España un 4,6% durante el año, hasta los 37.950 millones de euros. El destacado crecimiento del 23,5% en los ingresos de banda ancha móvil, que facturó 2.420 millones, no logró compensar la caída en el resto de los servicios. Así, los ingresos en telefonía fija cayeron un 9,2%, hasta los 5.298 millones, mientras que en telefonía móvil (voz y mensajes) descendieron un 8,6%, hasta los 11.027 millones. Por su parte, la banda ancha fija por primera vez registró una caída en la facturación, con un 1,2% menos, hasta los 3.450 millones.

En cuanto al reparto de líneas por velocidades, un 46% de las líneas (5,13 millones) se situaron en la franja de velocidad de entre 10 y 20 Mbps, mientras que el 6,4% del total (712.386) tenían un velocidad de 30 Mbps o superior.

Además, durante 2011 se intensificó el despliegue de redes de nueva generación, especialmente por parte de los operadores de cable, con un 95% de sus accesos instalados con tecnología Docsis 3.0, que permite velocidades de hasta 100 Mb/s. Por otro lado, Telefónica a finales de 2011 había instalado más de 1,5 millones de accesos FTTH (fibra hasta el hogar), de los cuáles 162.792 estaban activos, un 230% más que en 2010.

La inversión total del sector durante el año, excluyendo la dedicada a la adquisición de espectro radioeléctrico (1.562 millones de euros) que se completó a finales de año, fue de 4.357 millones de euros, un 2,6% menos que en 2010.

Los ingresos del sector audiovisual (radio y televisión) cayeron un 6,7%, sin contar subvenciones, hasta los 4.124 millones de euros. Los ingresos publicitarios, por su parte, cayeron un 10,1%, hasta los 2.328 millones. El número de abonados a la televisión de pago aumentó un 0,7%, hasta los 4,52 millones, impulsado por el aumento de los abonados a la televisión IP y la TDT de pago.

El presidente de la CMT, Bernardo Lorenzo, destacó que a pesar de la situación económica, que ha causado la bajada generalizada de precios, los ciudadanos siguieron aumentando su conectividad, tanto en fijo como en móvil, y se ha incrementado también la velocidad media de conexión a estándares de los países más avanzados de la UE.