Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El déficit de Italia sube hasta el 8% y Monti revisa al alza el dato de 2012

El resultado del primer trimestre supera en un punto porcentual el del mismo periodo de 2011

Monti eleva del 1,3% al 2% las previsiones para el conjunto de este año

El primer ministro italiano, Mario Monti.
El primer ministro italiano, Mario Monti. EFE

El duro paquete de ajustes y recortes que el primer ministro italiano, Mario Monti, aprobó el pasado diciembre no ha evitado que el déficit público del país se haya disparado entre enero y marzo por encima, incluso, de los niveles que alcanzó en 2011. Según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (Istat), el desfase entre los ingresos y gastos del Estado italiano ha sido del 8% del Producto Interior Bruto (PIB) a cierre de marzo, un punto porcentual más que en el mismo periodo del pasado ejercicio. La revisión al alza de las previsiones para el conjunto de 2012 —del 1,3% al 2% del PIB— da argumentos a Monti para justificar el nuevo plan de austeridad que está preparando el Ejecutivo.

El déficit del primer trimestre es el más abultado desde el arranque de 2009, cuando llegó al 9,5% del PIB. El dato también destaca por superar ampliamente al desfase presupuestario del 3,9% con el que Italia cerró 2011. No obstante, no sirve como una proyección de cómo va a terminar el ejercicio.

El Ejecutivo de Monti prevé acabar 2012 con un déficit del 2%, ante las anteriores previsiones del 1,3%, y reducirlo hasta el 0,5% en 2013, con lo que aplaza hasta 2015 el objetivo de alcanzar el equilibrio en sus cuentas. Para ello, Monti, que hoy se reúne con la canciller alemana, Angela Merkel, ultima nuevos recortes que también afectarán a las administraciones locales y que plantea la supresión del 10% de los empleados públicos.

Según afirma el Istat, buena parte del aumento del déficit se explica por el incremento de la factura de los intereses y al descenso de la recaudación tras la recaída de la economía italiana en recesión. En concreto, los ingresos de la administración pública cayeron un 1% entre enero y marzo frente al mismo periodo de 2011.