Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EEUU JUSTICIA

Nueva York celebra "histórica" multa millonaria a GlaxoSmithKline por fraude

En la imagen, el fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman. EFEArchivo Ampliar foto
En la imagen, el fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman. EFE/Archivo EFE

"Las farmacéuticas no están por encima de la ley", afirmó hoy el fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman, tras conocerse el acuerdo cerrado por la multinacional británica con el Departamento de Justicia y 42 estados del país.

El fiscal dijo que la mala conducta del gigante farmacéutico era "alarmante" y celebró que tras el acuerdo, del que Nueva York recibirá 146 millones de dólares, ahora "rendirá cuentas" por poner las ganancias corporativas por delante de la seguridad del público.

Scheneiderman añadió que "no hay excusas" para comercializar de forma "engañosa" medicamentos no aprobados, ofrecer "sobornos" a los profesionales de la salud y "robar" a los contribuyentes defraudando a Medicaid y otros programas.

El Departamento de Justicia afirmó hoy que GSK promocionó de manera ilícita "Paxil", un medicamento para la depresión en pacientes menores sin licencia de la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA), así como por pagar dinero en 2003 a médicos para que recetaran otro de sus fármacos, el antidepresivo "Wellbutrin".

Asimismo, el Departamento de Justicia asegura que GSK, con sede en Londres, no informó de contraindicaciones de su medicamento para la diabetes "Avandia" entre 2001 y 2007.

En un comunicado, el fiscal general adjunto James M. Cole señaló que "esta acción constituye el mayor acuerdo en fraude de sanidad de la historia de Estados Unidos" y subrayó que el Gobierno "trabajará para salvaguardar la integridad del sistema de salud".

Por su parte, el consejero delegado de GSK, Andrew Wittey, aseguró en un comunicado que esas prácticas se dieron en otra época de la empresa, aunque esos errores no deben ser ignorados y se debe aprender de ellos.

Tras conocerse el acuerdo, las acciones de GlaxoSmithKline que cotizan en la bolsa de Nueva York avanzaban el 1,56 % para cambiarse de manos a 46,28 dólares, mientras que acumulan un avance del 1,49 % desde que comenzó el año y del 7,7 % en los últimos doce meses.