Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cebrián advierte de los desafíos de la crisis publicitaria y la burbuja del fútbol

La inversión global en publicidad ha caído un 30% y un 50% en el caso de la prensa

Con presencia en más de 20 países, PRISA es el principal grupo de información, educación y cultura en el mercado de habla hispana y portuguesa. Pero la caída de la publicidad, especialmente virulenta en los medios impresos, y los desafíos de la sociedad digital están obligando a la reestructuración de la compañía. Durante la celebración de la Junta de Accionistas, el consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián, recordó hoy que desde 2007 la inversión global ha caído en más de un 30%, un porcentaje que para la prensa se ha disparado hasta el 50%. Mientras tanto, Internet sigue imparable, pese a que son los motores de búsqueda y las redes sociales quienes acaparan la mayor parte de esa inversión. En algunas unidades de negocio, como la radio, el declive publicitario en España se ha visto compensado en parte por el crecimiento en América Latina.

La televisión de pago y la educación son los sectores que más fortaleza demostraron durante el ejercicio pasado. Cebrián destacó el sólido liderazgo de Canal +, que finalizó el año con 1.838.432 abonados netos, casi 54.000 más que un año antes, e hizo hincapié en la “espinosa” cuestión de los derechos audiovisuales del fútbol español. Las llamadas guerras del fútbol fueron en realidad “airados intentos del poder por controlar el universo mediático en nuestro país”.

En su discurso a los accionistas, Cebrián achacó la “situación de inestabilidad insoportable” que durante 15 años han sufrido tanto los operadores de televisión como los clubes a “la irrupción violenta y arbitraria” del poder político en el mercado de los derechos deportivos, un comportamiento que atribuyó tanto al Gobierno de Aznar como al de Zapatero. Y en ambos casos con la “connivencia” de la Generalitat de Cataluña.

Frente a las “maniobras vergonzantes” de aquellos Ejecutivos, el consejero delegado de PRISA quiso reconocer públicamente “la transparencia, neutralidad y ánimo de cooperación con todos los afectados del sector que está demostrando en este caso el actual Gabinete”. Añadió que el fútbol, que “generó su propia burbuja, en ocasiones al hilo de la inmobiliaria, no puede considerarse ajeno a la situación general del país” y confió en que se alcance en breve un acuerdo para la explotación televisiva de la Liga durante la próxima temporada, que comienza a finales de agosto.

En el ámbito de la educación, destacó la fuerza de Santillana, que sigue siendo líder de las empresas educativas en español dirigidas a la enseñanza primaria y media. Esta robustez se ha visto reforzada por su creciente actividad en Brasil.

En esta misma línea, el presidente de la compañía, Ignacio Polanco, aseguró que pese al azote de la crisis sistémica y a la difícil coyuntura económica, PRISA seguirá siendo “el grupo de referencia, en español, en el mundo”.

Más información