Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FROB aplaza las subastas de Banco de Valencia y Catalunya Banc

El organismo pospone la operación hasta que finalice la valoración y se active el rescate

Inyectará de forma "inmediata" 1.000 millones en la entidad valenciana

Fachada de la sede central del Banco de Valencia.
Fachada de la sede central del Banco de Valencia.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha confirmado esta tarde que, tal y como se daba ya por hecho, se suspende la subasta de las dos entidades que estaban en estos momentos en proceso de adjudicación: Catalunya Banc y Banco de Valencia. Según explica el organismo dependiente del Ministerio de Economía y el Banco de España en un comunicado, la decisión se ha tomado a la espera de que "se concreten los procesos de valoración" de activos y se ponga en marcha el rescate europeo del sector financiero.

Lo cierto es que la suspensión ya fue adelantado de forma velada por el propio ministerio de Economía, Luis de Guindos, y hoy el FROB la ha confirmado aprovechando la publicación de los resultados de las dos auditorías a la banca. En cualquier caso, era del todo previsible en tanto en cuanto primero se vio frenada por el empeoramiento de las condiciones del mercado y, a partir de ahí, por la nacionalización de Bankia en mayo y, ya en las últimas semanas, por la petición del rescate. “Si no se dan las condiciones adecuadas, todas las opciones están abiertas”, reconocían en el departamento que dirige Luis de Guindos a finales de mayo.

Pese a la suspensión, el FROB garantiza que continuará al frente de las entidades, apartado en el que el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha destacado que "seguirán operando con absoluta y total normalidad". Para ello, el organismo se compromete a inyectar el capital o prestar los "apoyos financieros necesarios" para asegurar que "son capaces de cumplir con sus obligaciones con depositantes y acreedores en general".

Por lo que al Banco de Valencia se refiere, intervenido a finales de 2011, el FROB ha acordado proceder de forma inmediata a la suscripción de la ampliación de capital de dicha entidad por importe de 1.000 millones de euros, operación que ha quedado desierta por lo que a inversores particulares se refiere. La ayuda provisional ya fue notificada y autorizada en su momento por la Comisión Europea a la espera del plan de reestructuración definitivo, concluye el organismo público.

Frente a los procesos para ajudicar las otras entidades intervenidas en el pasado como CCM, CAM o CajaSur o la nacionalizada Unnim, las subastas de Catalunya Caixa y Banco de Valencia ya empezaron con problemas por los recelos del sector para seguir financiando estas operaciones. En concreto, las adjudicaciones de la CAM al Sabadell y Unimm al BBVA se sufragaron con cargo al Fondo de Garantía —que financian las propias entidades—.

Novacaixagalicia, la tercera entidad que fue nacionalizada junto a Catalunya Caixa y Unnim por el anterior Gobierno en 2011 y que también estaba pendiente de recapitalizarse, optó por agotar el plazo estipulado en la ley, que concluía en septiembre. En este tiempo pretendía buscar inversores privados para que sustituyan al FROB en su capital. A este grupo de entidades bajo la égida del Estado se ha incorporado desde principios de mayo Bankia.