Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La expansión de la banca rusa llega a Turquía

El banco ruso Sberbank compra por 3.500 millones de dólares la entidad financiera turca Denizbank

El banco Sberbank, el más importante de Rusia por su red de oficinas y número de clientes privados, formalizó el viernes en Estambul la mayor adquisición de toda su historia al comprar por 3.500 millones de dólares el 99,85% del banco turco Denizbank al grupo franco-belga Dexia, que se encuentra en un proceso de reestructuración. El Estado ruso, a través del Banco Central, posee la mayoría de las acciones de Sberbank, entidad que anteriormente compró por 505 millones de dólares el banco austriaco Volksbank International (VBI), lo que le ha proporcionado una importante infraestructura en los países del Este de Europa.

Denizbank, cuyo valor se calcula en 2.650 millones de dólares, ocupa el sexto puesto entre los diez bancos más importantes de Turquía, según el diario Kommersant, y tenía activos por valor de 23.400 millones de dólares a fines de 2011. El banco posee cerca de 600 oficinas, además de sucursales en Rusia, Austria y en el norte de Chipre, y cuenta con una plantilla de 10.800 personas.

German Gref, el presidente de Sberbank y exministro de Desarrollo Económico de Rusia, ha afirmado que el proceso de expansión de su entidad a los mercados internacionales se aminorará tras la operación, sin embargo en Sberbank no ocultan su interés por los mercados de Polonia, India y China, señala Kommersant.

Sberbank, que concentra más del 50% de los depósitos privados de Rusia y una tercera parte de los créditos, fue fundado en 1991 a resultas de la reforma del sector bancario de la Unión Soviética. En 2007, Sberbank realizó una salida a bolsa en la que atrajo un capital de más de 230 mil millones de rublos. Durante los dos últimos ejercicios, Sberbank ha tenido importantes beneficios. Según los resultados del primer trimestre de 2012, el banco ha obtenido 92.200 millones de rublos (cerca de 2.305 millones de euros) de beneficios netos, lo que supera en 6,2% los resultados del mismo periodo de 2011 y en 53,4% el beneficio del cuarto trimestre de 2011.

El vicepresidente de Sberbank, Serguéi Gorkov, dijo en Estambul que Denizbank espera captar nuevos clientes entre los turistas rusos que visitan Turquía. Estos alcanzaron en 2011 la cifra récord de 3,6 millones de personas, y de ellos, un 70% son clientes de Sberbank. Mientras los países de la UE mantienen el régimen de visado con Rusia con el consiguiente efecto negativo para los Estados que como España tienen un sector turístico desarrollado, Turquía lo ha suprimido con el fin de facilitar la afluencia de visitantes rusos.

Rusia es uno de los principales socios económicos de Turquía y las relaciones entre ambos países son excelentes y se han visto potenciadas por diversos proyectos conjuntos. En el ámbito de la energía, ambos países planean el gasoducto del Sur, destinado a suministrar combustible al sur de Europa y que comenzará a ser construido a fines de año. Este proyecto, parte del esquema con el que Rusia trata de evitar el tránsito de sus exportaciones de gas por Ucrania, compite con el proyecto Nabucco, que es apoyado por la UE.

Rusia instalará además la primera central nuclear de Turquía y formará también a los ingenieros turcos de su plantilla. Por otra parte, las empresas de construcción turcas están muy introducidas en Rusia y participan en proyectos de infraestructura. Turquía ha mostrado también interés por participar en los planes de desarrollo turístico en el norte del Cáucaso.

Aún siendo miembro de la Alianza Atlántica, una entidad que Moscú considera como hostil, Turquía mantiene unas excelentes relaciones con Rusia, con la que tiene analogías tanto en lo que respecta a su relación con Europa como con el mundo islámico. El modelo turco con un Estado laico y un islamismo moderado es de gran interés para Rusia, donde viven 20 millones de musulmanes. Como potencias regionales, Moscú y Ankara tienen tambien puntos de convergencia en su política en relación a Oriente Próximo.