Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los inspectores del Banco de España critican la consultoría externa a la banca

Pese a todo, ofrecen su colaboración "con el máximo rigor y profesionalidad"

Piden que los gestores y supervisores rindan cuentas de su actuación en la crisis

El malestar dentro del Banco de España no deja de crecer. La Asociación de Inspectores  de Entidades de Crédito y Ahorro, que agrupa a la mayoría de los que trabajan en este organismo, ha emitido un comunicado en el critican con dureza que el Ministerio de Economía haya decidido que unos consultores y auditores externos analicen a la banca porque van a "desempeñar las labores propias de los Inspectores del Banco de España". "Solo podemos entender que, por razones de urgencia y de forma excepcional, se realice este encargo", dicen en su nota. No obstante, "aunque estamos en desacuerdo en los tiempos y formas de su realización, nuestra colaboración en esta valoración se realizará con el máximo rigor y profesionalidad", añaden. El Banco de España ha establecido que un pequeño grupo de inspectores acompañen a los auditores cuando se dirijan a las entidades para analizar sus cuentas con detalle.

Los inspectores, que se reunieron en asamblea a principios de esta semana, recuerdan que vienen denunciando desde 2005, tanto dentro del Banco de España como al Ministerio de Economía y a los diferentes grupos parlamentarios, "la necesidad de regular la función de inspección para que se recoja legalmente la reserva de función y la independencia de los inspectores. Esperamos que la gravedad de la situación sirva para que al fin se decidan acometer las necesarias reformas, y que ésta sea la primera y última vez en la que se produzca una situación tan perjudicial para todos".

Por último, culpan de la grave situación del sector financiero y de la incertidumbre actual a "la deficiente gestión de los órganos rectores de las entidades (que deberían llevar aparejado su procedimiento administrativo o penal), y, en segundo lugar, al lento y deficiente tratamiento que se ha hecho del problema por parte de los órganos rectores del Banco de España". Por ello, los inspectores piden al Gobierno "que se inste al Banco de España a una rendición de cuentas rápida y completa de la actuación realizada durante la crisis, hasta el último nivel, en el marco de una petición de responsabilidades que tenga en cuenta proporcionadamente el papel desempeñado por gestores y supervisores".